|   19.Enero.2022   |   Por:  
Andrés Infante

El fin de la pandemia por COVID-19 estaría lejano asegura la OMS

Crédito: 
Tomada de internet
Aranzalez
Desde el año 2020 el mundo está en estado de emergencia y aunque los fallecimientos han disminuido las nuevas cepas como el Ómicron preocupan a las autoridades de la salud.
Velotax

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la salud afirmó que, pese a que los fallecimientos por el virus en el mundo han disminuido, la emergencia declarada desde el 30 de enero de 2020 continúa.

"Esta pandemia aún no está acabada. Con el increíble crecimiento de ómicron a nivel mundial es probable que surjan nuevas variantes, por lo que el seguimiento y la evaluación siguen siendo fundamentales”, aseguró el director.

Para la OMS, el riesgo al que está expuesto el mundo sigue siendo alto considerando la presencia de nuevas variantes como lo es Ómicrona de la que asegura que no es para nada leve.

"Ómicron puede ser menos grave en promedio, pero la narrativa de que es una enfermedad leve es engañosa, perjudica la respuesta general y cuesta más vidas. Ómicron sigue barriendo el mundo. La semana pasada hubo 18 millones de casos de COVID-19. Las muertes se mantienen estables, pero nos preocupa el efecto en los sistemas y el personal sanitario ya sobrecargado”, aseguró Adhanom.

Por otro lado, la OMS afirma que no se debe exigir la prueba de vacunación a las personas que realicen vuelos internacionales, esto debido a que no hay una igualdad en el reparto de vacunas en el mundo.

Frente al tema de la evolución de las vacunas el director aseguro que “Se están desarrollando nuevas formulaciones de vacunas y se está evaluando su rendimiento contra ómicron y otras cepas. Me preocupa que, si no cambiamos el modelo actual, entremos en una segunda fase aún más destructiva de inequidad en las vacunas”.