|   09.Febrero.2024   |   Por:  
Alfonso Aya Roa

"En Colombia nadie quiere tumbar al Gobierno"

Velotax
Como desacertado calificó el senador independiente, Humberto de la Calle, el comunicado expedido ayer por el secretario de la OEA, Luis Almagro, sobre la situación política del país.

El senador Humberto de la Calle aseguró que nadie que tenga una pizca de cordura en Colombia está pensando en derrocar al Gobierno.

En una carta enviada al secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, Luis Almagro, quien ayer en comunicado de la entidad internacional pidió dejar terminar a Gustavo Petro su periodo presidencial, de la Calle asegura que con una mezcla de sorpresa, estupor y disgusto por las expresiones que contiene el comunicado de en que se hacen esas afirmaciones sobre la situación de Colombia, no solo absolutamente inaceptables sino ajenas por completo a la realidad del país. Sin una mínima verificación "exige que se abandonen los intentos por parte de diferentes actores políticos de dañar el proceso democrático de Colombia", afirmación ya de por sí grave, a la cual agrega Almagro con desusada osadía que "condena y repudia las amenazas de interrupción del mandato constitucional del Presidente Petro".

En su escrito el dirigente colombiano sostuvo que Almagro tiene una visión equivocada de la situación del país y sostuvo que sirve de atenuante a su enorme desatino el que como es sabido, la OEA es un organismo compuesto por los gobiernos de la región. 

De la Calle aseveró que “Es claro que Usted optó por divulgar la tesis que ha sostenido el gobierno de Colombia. Usted optó por la vía fácil de alejarse de la verdad creyendo cumplir así su tarea en la OEA. Pero lo ha hecho con aseveraciones tan categóricas que exigen una previa y mínima verificación que le hubiese permitido utilizar el lenguaje equilibrado que se esperaría de un dignatario de tan altas responsabilidades.

Desde su condición de Senador de Colombia, organismo en el que he adoptado frente a nuestro gobierno una posición independiente dentro de la nomenclatura que la ley permite, ajena tanto a la bancada de gobierno como a la de la oposición. 

Y lo hago Difícil dibujar un cuadro más equivocado y distante de la realidad colombiana. Quizás .

“Debo decirle que nadie en Colombia que posea una dosis mínima de cordura y sentido común está en la tarea de derrocar el gobierno. Ningún partido político, ningún gremio, ni las fuerzas armadas, ni las iglesias, ni la academia, ni las organizaciones de la sociedad civil están promoviendo, ni deseando, ni imaginando siquiera el desolador panorama que usted describe. Usted tenía la mínima obligación de escuchar otras fuentes para no caer en este lamentable desacierto”.

Según el dirigente político caldense, Colombia padece mil dolencias y está afectada por serias deficiencias. Pero no ha sido ni será un país de golpistas. “Lo invito no solo a mirar la realidad actual, sino a repasar la historia de Colombia. Esta no es tierra de golpes de Estado. Su falta de rigor lo ha llevado a ofender en lo más profundo el talante y la vocación. democrática de los colombianos”.

Dijo que se puede reparar el enorme daño causado por el comunicado de la OEA y suscrito por Almagre con la Promoción de la Cultura Democrática de la Carta Democrática Interamericana para que convoque un foro amplio en el que escuche todas las visiones, del cual obviamente no esté excluido el gobierno. 

Sería “un encuentro multipartidista al que concurran todos los componentes de esta sociedad, lo cual le permitirá ayudar a superar nuestros problemas en vez de hacer afirmaciones tan extraviadas como la de su comunicado”.