|   28.Agosto.2023   |   Por:  
Ecos del Combeima

Capturado presunto traficante de armas para disidencias del frente 36 de las Farc 

Crédito: 
Suministrada
Velotax
Alias "El Gordo" es señalado de adquirir fusiles y otro tipo de armas, a través de los combos y otras estructuras delictivas.

La lucha contra las organizaciones criminales en Colombia da un nuevo paso con la captura de John Esneyder Agudelo Saldarriaga, conocido como alias "El Gordo", señalado como uno de los principales traficantes de armas para las disidencias del frente 36 de las Farc.

Según las investigaciones, Agudelo Saldarriaga estaría involucrado en la adquisición de fusiles, pistolas y otros tipos de armamento a través de los denominados "combos" y otras estructuras delictivas operativas en Medellín y su área metropolitana. Se presume que a cambio de estas armas, entregaba sustancias ilícitas como pasta de coca y otros estupefacientes, que posteriormente eran procesadas y distribuidas en el mercado al menudeo.

Las autoridades sostienen que "El Gordo" no solo se encargaba de adquirir el armamento, sino que también presuntamente realizaba la distribución directa de estas armas a los miembros de las disidencias. Además, se le atribuye la vinculación con acciones de financiamiento al terrorismo y la fabricación, tráfico y porte ilegal de armas y explosivos.

La aprehensión de Agudelo Saldarriaga fue llevada a cabo por un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales, quien presentó al detenido ante un juez de control de garantías. Durante la audiencia de imputación de cargos, se le señalaron por delitos como concierto para delinquir agravado, financiamiento al terrorismo, fabricación y tráfico de armas de fuego, y uso privativo de explosivos. A pesar de las acusaciones, el acusado no aceptó los cargos presentados en su contra.

La detención de "El Gordo" representa un avance significativo en la desarticulación de redes criminales dedicadas al tráfico de armas y al fortalecimiento de grupos al margen de la ley en Colombia. Con su captura y posterior medida de aseguramiento en un centro carcelario, las autoridades esperan frenar parte del flujo de armas y recursos que alimentan la violencia y la inseguridad en la región.