|   10.Junio.2022   |   Por:  
Javier Soto

“Son una inaceptable y descomedida injerencia en la función judicial”: Tribunal Superior de Ibagué

Crédito: 
Tomada de internet
Velotax
Ese fue el pronunciamiento, luego que se radicara una queja contra los tres magistrados que ordenaron cinco días de arresto contra el presidente Duque por desacatar un fallo de tutela.

El Tribunal Superior de Ibagué rechazó el pronunciamiento del presidente de la República, Iván Duque, tras la orden de arresto domiciliario por desacato a una acción de tutela.

“Constituyen una inaceptable y descomedida injerencia en la función judicial”, señala un comunicado que publicó en las últimas horas el Tribunal Superior de Ibagué al rechazar las expresiones de Duque, tras la orden de arresto domiciliario por desacato a una acción de tutela. 

Así mismo, los magistrados del Tribunal Superior de Ibagué indican que “las decisiones de los jueces de la República deben respetarse y controvertirse en los estrados judiciales a través de los instrumentos constitucionales y legales instituidos en nuestro ordenamiento jurídico, preservándose así el valor esencial del principio de independencia y autonomía en el marco de un genuino sistema democrático de pesos y contrapesos”.

El pasado 2 de junio, la Sala Quinta Laboral del Tribunal Superior de Ibagué, integrada por los magistrados Carlos Orlando Velásquez Murcia, Mónica Jimena Reyes Martínez y Amparo Emilia Peña Mejía, decidió el incidente de desacato promovido por Juan Felipe Rodríguez Vargas en relación con la sentencia de tutela de la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia, identificada como STL10716-2020 del 25 de noviembre de 2020, y determinaron, entre otras cosas, declarar en desacato la orden impartida por la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia al presidente Duque e impusieron una sanción por el desacato, consistente en medida de arresto domiciliario por cinco días.

“Ante las expresiones descalificadoras del presidente de la República, Iván Duque Márquez, el Tribunal Superior de Ibagué relacionadas con la decisión de la Sala Laboral proferida en su contra y otras autoridades en un incidente de desacato promovido por el accionante Juan Felipe Rodríguez Vargas y el Ministerio Público, además de rechazarlas constituyen una inaceptable y descomedida injerencia en la función judicial”, agrega el comunicado.

También, el Tribunal Superior de Ibagué recuerda que “las decisiones de los jueces de la República deben respetarse y controvertirse en los estrados judiciales a través de los instrumentos constitucionales y legales instituidos en nuestro ordenamiento jurídico, preservándose así el valor esencial del principio de independencia y autonomía en el marco de un genuino sistema democrático de pesos y contrapesos”.

Finalmente, los magistrados del Tribunal Superior de Ibagué señalan que ese comunicado de la Sala Plena “no supone calificar de acertada o equivocada la decisión de la Sala Quinta Laboral de la Corporación”.