|   17.Marzo.2021   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Pipe Bueno no se salvó del pago de un dinero a un empresario de Ibagué

Pipe Bueno en audiencia en Ibagué
Crédito: 
Ecos del Combeima
El artista de música popular fue demandado por no presentarse a un concierto de 'A beber, beber y beber', donde los asistentes se enloquecieron y causaron todo tipo de desmanes. Ahora Bueno pagará más de 77 millones de pesos pese a que había presentado un recurso de casación.
Velotax

Así lo había decidido en segunda instancia el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Ibagué, luego de pasar a estudio un proceso en contra del cantante de música popular Pipe Bueno, por la demanda que instauró el empresario Luis Antonio Poveda Morales. 

Todo se originó por la no presentación del artista en un concierto de 'A beber, beber y beber', el cual estaba programado para el 7 de mayo del año 2017, en las instalaciones del coliseo del Colegio Champagnat. 

Inicialmente la demanda no prosperó y el Juzgado Primero Civil del Circuito de Ibagué, decidió que Bueno no debía cancelar nada por los perjuicios causados al empresario organizador de conciertos, quien tuvo que asumir los gastos por los desmanes causados por los asistentes al evento, quienes se enfurecieron por la no presencia del artista. La gente esa noche casi acaba con el lugar. 

Por lo anterior, el proceso se llevó al Tribunal, de tal forma que la decisión en primera instancia fue apelada y meses después se conoció la decisión. En su momento el artista argumentó que no se presentó porque no le habían cancelado la totalidad de sus honorarios. 

Fue así que en el resuelve del fallo del Tribunal, se evidenció lo siguiente: "TERCERO: CONDENAR al demandado Andrés Felipe Giraldo Bueno a pagar a favor del demandante Luis Antonio Poveda Morales la suma de $77.400.189,5 pesos por concepto de daño emergente". 

No obstante, el cantante apeló a un recurso extraordinario de casación, pero en las últimas horas la Sala de Decisión Civil del Tribunal Superior del Distrito Judicial, emitió un auto donde dispuso "Negar por improcedente la concesión del recurso extraordinario de casación, interpuesto por la parte demandada contra la sentencia de fecha 16 de octubre de 2020". 

Por lo anterior, Pipe Bueno tendrá que cumplir con el fallo en segunda instancia, que lo condena a pagar más de 77 millones de pesos al empresario Poveda.