|   13.Marzo.2021   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Primera foto en calidad de capturado del vigilante del aeropuerto condenado por los piques ilegales

Crédito: 
Suministrada
Velotax
El hombre fue sentenciado por el alto Tribunal a una pena privativa de la libertad de 54 meses de prisión. La Fiscalía hizo el trámite de entrega del hombre a funcionarios del INPEC.

Personal del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), adscrito a la unidad local del municipio tolimense de Lérida, en coordinación con el grupo operativo y de capturas, materializó la orden de captura que pesaba sobre Daniel Cadena Ortiz, requerido para cumplir una pena a 4 años y 5 meses de prisión.

El hombre de 32 años de edad se entregó a las autoridades en Armero-Guayabal luego conocer que el pasado 10 de marzo la Sala Penal del Tribunal Superior revocó el fallo absolutorio que lo beneficiaba y que fue proferido por el Juzgado 8° Penal del Circuito de la ciudad. 

La nueva decisión dispuso en su contra una condena por los delitos de peculado por uso, ocultamiento, alteración o destrucción de elementos materiales probatorios. 

Cadena fue hallado responsable de manipular las cámaras de seguridad que daban a la pista del aeropuerto Perales de Ibagué, donde se realizaron piques ilegales protagonizados por cerca de 50 vehículos en abril del año 2014.  

Por estos mismos hechos está ad portas de juicio el actual alcalde del municipio de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, quien para la época de los hechos se desempeñaba como administrador de la terminal aérea. 

Ahora se espera el desarrollo de las nuevas audiencias en las que el primer mandatario de los ibaguereños tendrá que demostrar su inocencia ante un juez de la República.