Alcaldia
  |   12.Noviembre.2021   |   Por:  
Ecos del Combeima

Hasta el próximo año tiene que esperar una mujer que padece de Endometriosis para tomarse una resonancia

Crédito: 
Tomada de internet
El caso ha generado indignación entre los familiares de la mujer quienes no entienden porqué desde la EPS no le han dado una opción de priorización debido al delicado estado en que se encuentra.
Velotax

La mujer identificada como Olga Asensio, de 48 años de edad se encuentra muy preocupada por su estado de salud y por la posición de las entidades frente a atender su situación. Desde hace cinco año la ibaguereña padece de endometriosis y actualmente ya ha avanzado a etapa 4, esta situación afecta directamente los ovarios, las trompas de Falopio o los intestinos y que a su vez genera grandes molestias y dolores bajos. 

La mujer que se encuentra afiliada a la EPS Salud Total tuvo que ser hospitalizada por cinco días el pasado mes de septiembre debido a que los dolores se agudizaron y eran prácticamente intolerables, una vez instalada en el centro de atención médica, el ginecólogo la valoró y le hizo entrega de una autorización para realizarse una resonancia. La entidad encargada de este tipo de procedimientos es IDIME, ubicada en el barrio Cádiz, a donde la señora Olga asistió pero fue recibida con la sorpresa que al parecer la fecha más cercana para realizar el procedimiento es hasta el mes de enero del año 2022. 

"Me han hecho cinco laparoscopias y habitualmente tengo que ir al hospital porque los dolores cada vez son más fuertes, allá me inyecta morfina y medicamentos para el dolor pero no entiendo porqué me dan salida teniendo en cuenta mi condición. Yo llamé a IDIME para sacar la cita y me dicen que la fecha más cerca es hasta el 12 de enero y para mi es muy tarde, yo siento que tengo algo por dentro que me genera mucho dolor, necesito que me examinen y me ayuden a recuperar mi tranquilidad", declaró Olga. 

Actualmente la señora Asensio vive sola con su hijo de 25 años, de quien depende económicamente ya que debido a la condición en que se encuentra es casi imposible que ella pueda salir y acceder a un trabajo debido al malestar en su cuerpo. Así mismo ante una posible eventualidad la mujer también depende de la ayuda que le ha brindado una vecina que ha mantenido muy atenta al estado de salud de ella y quien se ha ofrecido para ayudarla ante cualquier situación. 

De momento la mujer no ha interpuesto ningún tipo de queja antes alguna entidad gubernamental sobre su caso debido a la incapacidad que le permite salir a caminar y hacer filas por largas horas, sin embargo espera que a través de la voz que pueda encontrar entre los medios de comunicación su llamado llegue a oídos de Jorge Bolivar, Secretario de Salud Departamental o de Johana Aranda, Secretaria de Salud Municipal.