|   01.Julio.2022   |   Por:  
Alfonso Aya Roa

Los retos del sector automotor, modernización, la transición energética y la seguridad vial

Crédito: 
BBVA
Se estima en 2022, un incremento en las matrículas de motocicletas nuevas del 15,7%, con alrededor de 840.000 unidades vendidas, en relación con 2021.
Velotax

La alianza ANDI-Fenalco #En4ruedas estima ventas para 2022, con 265.000 vehículos nuevos y 840.000 motocicletas, lo que representaría un incremento del 6,0% y 15,7% respectivamente, en relación con las ventas en 2021.

El segmento de vehículos híbridos y eléctricos cuyo crecimiento el año pasado fue del 194,7% frente, a 2020, pese a la pandemia y problemas de orden público, se proyectan crecimientos en 2022 respecto de 2021 por encima del 100% tanto para los híbridos como para los eléctricos.

En el 2021, el sector automotor se destacó por contribuir en el proceso de reactivación económica del país, dado que hace parte de una importante cadena de múltiples encadenamientos productivos, el comercio y una importante red de talleres y centros automotores, que generan más de 500 mil empleos a lo largo de la cadena de producción (26 mil),comercialización (106 mil), reparación y mantenimiento (293 mil).

Juliana Rico, Directora de la Cámara de la Industria Automotriz de la ANDI y Eduardo Visbal, Vicepresidente de Comercio Exterior y Vehículos de Fenalco, resaltaron la importancia del sector en la economía, principalmente por su aporte al PIB, a la generación de empleo altamente calificado, a las exportaciones y por sus más de doce encadenamientos productivos que involucran diferentes sectores conexos. Además, manifestaron la pertinencia de que el Gobierno Nacional diseñe incentivos para dinamizar las cadenas de valor y proponen fortalecer el programa de reposición del parque automotor y ampliar la exención del IVA a vehículos del servicio público.

Juliana Rico indica que la industria continúa apostando por el país, con nuevas inversiones, que repercutirán en la dinamización de la economía, generación de empleo e impulso en las regiones. Estos los compromisos del sector con el desarrollo de la industria de proveedores apuntan a la consolidación de la industrialización y la movilidad sostenible.

Por su parte, Eduardo Visbal señaló que los importadores de vehículos y toda la cadena comercial del sector, se encuentra lista para apostarle a las nuevas tecnologías de combustión y seguridad para que el país avance en estas materias, de manera adicional señalo que “se espera que este año haya un repunte significativo para llegar a las 265.000 unidades atendiendo así la demanda represada que hay en el sector a causa de la crisis logística mundial, el desabastecimiento de componentes electrónicos.