|   02.Diciembre.2022   |   Por:  
José Adrián Monroy

¿Toconbar?

José Adrián Monroy
Crédito: 
Javier Pérez / Ecos del Combeima
Ya se están calentando motores para iniciar la disputa por alcanzar los cargos de poder de mayor influencia en Ibagué y el Tolima.
Velotax

Inicia el ultimo mes del año, en el que todos nos preparamos para lo que será el 2023; más allá de los intereses y expectativas personales, será un año importante desde lo político porque se llevarán a cabo las elecciones para Concejos, Asambleas, Alcaldías y Gobernaciones.  

En el ámbito local, ya se están calentando motores para iniciar la disputa por alcanzar los cargos de poder de mayor influencia en Ibagué y el Tolima. Sin embargo, veo con preocupación que es solo eso, las ganas de llegar a acariciar el poder pero sin lo mas elemental, las ideas, propuestas o argumentos que cautiven a los ciudadanos.

Todo se ha centrado en lo mecánico, en la minucia electoral, haciendo cuentas de que si se juntan los unos con los otros el resultado será equis cantidad de votos y a eso redujeron el ejercicio de la política. Tanto así, que aquí, a un grupo de actores políticos los denominaron el “TOCONBAR” - todos contra Barreto; ¿en serio, el común denominador de un sector político del departamento es opacar el éxito de Oscar Barreto?

En nuestro departamento se ha vuelto costumbre hacer política entorno a la animadversión y no bajo la identidad, es decir, el contradictor  de mi adversario, es mi aliado; cuando debería ser, que el punto de unión sea el ánimo de cambiar la sociedad, de impulsar el desarrollo de la región, tener vocación de servicio, girar alrededor de iniciativas ciertas y materializables. 

La organización política que lidera Oscar Barreto trabaja de domingo a domingo, hace presencia en todos los rincones del departamento por su motivación constante de estar cerca a la gente, pues su razón de ser es la gente, de allí el altísimo enfoque social que tiene; todo su ejercicio se hace con cariño, haciendo equipo con los jóvenes, hombres y mujeres que tienen el propósito claro de seguir transformando las vidas de los tolimenses con la premisa de que los resultados superan a las palabras y así ha cultivado su popularidad. 

La política es mas que votos, manzanillismo, componendas o el todos contra alguien. Ganarse el afecto de la gente tiene sacrificios y mientras los contenedores políticos de Barreto no lo entiendan, podrán organizar sin  acogida, todas las “gavillas” posibles.