Alcaldia
Gobernación
  |   18.Marzo.2020   |   Por:  
Laura Castro

Los memes de la cobardía

Crédito: 
Javier Pérez / Ecos del Combeima
Aranzalez
Los memes no tienen autor, circulan con gran rapidez pero nadie puede achacarse su autoría, son clandestinos, pero es lo que menos importa, cuando ha logrado tener las miles o millones de reacciones. Por: Laura Castro.
Velotax

Los memes que tanto divierten a los internautas  podrían tener su origen desde principios  del siglo xx a través de las tiras cómicas, como una forma de transmitir cultura, imitar o simplemente hacer mención a una situación de forma jocosa. En los expectantes momentos que vivimos por cuenta del COVID-19, donde se están soportando situaciones de confinamiento, los aislados  ven en  los memes un mecanismo  de interacción social o escape con altas dosis de humor y sátira para el vasto mundo del internet.

Los memes no tienen autor, circulan con gran rapidez pero nadie puede achacarse su autoría, son clandestinos, pero  es lo que menos importa, cuando ha logrado tener las miles o millones de reacciones.  Colombia se ranquea como uno de los países más felices del planeta, por esos los memes están a la orden del día, con creativas e ingeniosas ilustraciones.

Por estos días  algunos medios de radiodifusión sonora,  hicieron eco de un  meme -no precisamente humorístico- que circuló en las redes sociales, con  registro fotográfico de cuatro personas que simulan un organigrama, a lo que su autor o autores denominan mafia, dando un   pie de foto a cada uno de los mencionados, con desconsiderados  calificativos, todo lo anterior en aras a denunciar que vuelve la corrupción al Tolima.

Según el análisis de los periodistas que se ocuparon del meme, éste obedece a la campaña sucia que se avecina con motivo de la próxima Asamblea de la Caja de Compensación Comfenalco Tolima, donde más de 8 mil empresarios de la región podrán elegir los  cinco (5) nuevos miembros del Consejo Directivo por un período de cuatro (4) años.

Muy seguramente esta Asamblea será aplazada porque el seis (6) de abril 2020 fecha de convocatoria, aún estarán vigentes las medidas de contención y prevención del COVID-19 impartidas por los gobiernos nacional, seccional y local.

Ahora vayamos al fondo del mensaje. Se quiere influenciar dentro de la comunidad empresarial con una estrategia de comunicación que marca negativamente la imagen de una persona, todo por el temor a que alguna de ellas pueda acceder o llegar a conformar los nuevos cuadros directivos de la Caja de Compensación COMFENALCO. Nos preguntamos ¿Y es que esa es la mejor estrategia de campaña para eliminar contendores y llegar a una entidad con más de 120 mil millones de presupuesto, generadora de  empleo, bienestar y calidad de vida para sus miles de afiliados?

Impensable  que esa estrategia de comunicación mal intencionada pueda ser  inspiración o  autoría en un prestigioso empresario, serio y respetuoso que quiera llegar y/o  repetir  a ser Directivo de la Caja, porque si lo pudiéramos auscultar, nos podríamos encontrar con la sorpresa de que lo adornan muchos y peores defectos de los que le achaca a sus mencionados, especialmente los que corresponden  a la  esfera íntima y personalísima.

Se le olvida a los creadores del meme que estos mensajes por lo general  tienen efecto bumerán y dan un resultado  contrario, porque victimizan al que recibe las ofensas o improperios.  Con mayor  razón el meme no es el camino ideal, si algo amerita denunciarse, ahí  están las autoridades pertinentes, también la opción del diálogo directo para que la persona pueda encarar al que lo ofende o incomoda. La clandestinidad no es el mejor camino.

A la persona(s) que se están quemando el cerebro con estos trabajos sucios,  recomendarles que mejor se adentren  en el conocimiento de la Caja de Compensación y presenten sus propuestas de Gestión, Transformación y Cambio,  que visionan  en su periodo de trabajo Directivo. Finalmente convencerse que los memes con estos contenidos son cobardía.