Alcaldia
Gobernación
  |   11.Noviembre.2016   |   Por:  
Camilo Patiño

"Jaramillo aprendió las malas lecciones de Gustavo Petro, para él las normas son letra muerta, está abusando de la contratación directa": Juan Pablo Estrada

Aranzalez
El abogado tolimense y analista del programa Hora 20 de Caracol Radio aseguró que "el alcalde de Ibagué está actuando como todos los mandatarios de izquierda, que llegan a interpretar las normas a su acomodo".
Velotax

En diálogo con Econoticias, Juan Pablo Estrada, abogado administrativo oriundo del departamento del Tolima y analista del programa Hora 20 de Caracol Radio, se refirió a las denuncias que ha dado a conocer esta redacción en torno al alto porcentaje de contratación directa por parte de Guillermo Alfonso Jaramillo, alcalde de Ibagué.
El jurista aseguró que el mandatario local no reconoce las normas que rigen su labor, por lo que -según él- a través de la manipulación de los códigos procede a servir a sus fines electorales, actuando permanentemente en un espacio excepcional como lo debe ser el de la contratación directa en temas de carácter público.
"La regla general es la licitación, el segundo procedimiento debe ser la selección abreviada, mientras que los contratos directos sólo se pueden dar en los casos en los que taxativamente la ley lo permita. Jaramillo se está pegando de una sentencia de Jaime Orlando Santofimio para escudarse en que la contratación de apoyo a la gestión se puede celebrar 'a dedo', aspecto que no tiene discusión siempre y cuando la actividad que se contrate la preste de manera directa el contratista", dijo Estrada.
El abogado también señaló que "la Alcaldía de Ibagué no está impedida para contratar un servicio de perifoneo con el fin de anunciar una campaña, o un sistema de sonido para llevar a cabo un acto público en el marco del apoyo a su gestión; sin embargo en el contrato puntal que ha denunciado Econoticias en el que está involucrado Sotomonte (cumpleaños de Ibagué), el servicio que se presta es en calidad de operador logístico, lo que significa que él (Sotomonte) recibe unos recursos que superan ampliamente la mínima cuantía para llevar a cabo la contratación directa con una cifra cercana a los 500 millones de pesos.
En contexto
Bajo la figura de la prestación de servicios de apoyo a la gestión, la Alcaldía de Ibagué ha contratado 'a dedo' más de 2.293 millones de pesos aún cuando dichos 'negocios' superan la 'frontera' de los 44 millones de pesos cada uno.
Al respeto Juan Pablo Estrada manifestó, "no se puede negar que hoy en día es una necesidad de todos los entes públicos contar con ese apoyo logístico, pero como el alcalde sabe que durante el año se van a llevar a cabo varios eventos, lo correcto sería abrir un proceso con convocatoria pública, una licitación o una selección abreviada -dependiendo de la cuantía- para escoger una empresa, que puede ser la del señor Sotomonte- pero bajo el previo proceso licitatorio.
Lo incorrecto
"Lo que no puede hacer Guillermo Alfonso Jaramillo en el ámparo de la causal del apoyo logístico es llevar a cabo una contratación directa, la cual después a su antojo realice las actividades de sub-contrato. El alcalde -que conocía de antemano cuál era la fecha del cumpleaños de Ibagué- hubiera podido abrir un proceso para vincular un operador logístico, que previo a la fijación de unos requisitos objetivos, resultara escogido para asumir todos esos sub-contratos.
La aplicación de la causal es equivocada y eso es lo que suele ocurrir con los Alcaldes de izquierda, llegan a interpretar las normas a su acomodo": Juan Pablo Estrada.
Lo que se debe hacer
El Ministerio de Comunicaciones -que permanente realiza eventos con entrega de computadores y tabletas- no decide 'a dedo' a qué operador logístico le da un contrato, por el contrario, bajo el principio de planeación, que es el que en Ibagué se ve gravemente quebrantado, desde el año anterior en su plan de compras y adquisiciones estableció un proceso para la contratación de un operador logístico al que se le entrega una bolsa de recursos para preparar los eventos que va a llevar a cabo la entidad, y en ese caso específico, después de que se ha vinculado bajo licitación, ahí sí está en capacidad de sub-contratar todos los servicios que considere necesarios para llevar a buen término la intención del Ministerio o de quien contrata", dijo el jurista.
Conclusiones
Según Juan Pablo Estrada, "si el alcalde, violando el deber de planeación, no tenía nada listo para el cumpleaños de Ibagué hubiera podido realizar seis o siete contratos de apoyo a la gestión para preparar los eventos, lo que de alguna manera se hubiera acogido al contro de legalidad. Lo que es inadmisible es que celebre un contrato, darle la plata a una persona y que salga a sub-contratar porque ahí ya no está prestando todos los servicios que ofrece. Yo no estoy insinuando que Guillermo Alfonso Jaramillo se esté lucrando con esos contratoos, lo que recalco es que está desconociendo las normas o las está apliacando de manera equivocada".