Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 26.Octubre.2020
Inacar
50 años
  |   27.Septiembre.2020   |   Por:  
Óscar Barreto

Obras son amores y recursos en crisis

Alcaldía de Ibagué
Crédito: 
Suministrada
Varios fueron los proyectos que ejecutamos a lo largo y ancho del departamento, otros quedaron en fase de ejecución y que fueron acogidos con liderazgo y gran capacidad de trabajo por el gobernador Ricardo Orozco.

El ejercicio de la función publica comporta unas obligaciones, que deben cumplirse so pena de quedarse en la retórica vacía, que por largos años dominó la política colombiana y por supuesto la del departamento del Tolima. Discursos plagados de adornos gramaticales, adjetivación rimbombante y citas de frases celebres e ilustres personajes, eran el común denominador de esa coyuntura política social y económica, resumida en hegemonía, privilegios, violencia y abandono del estado.

Quienes están preparados para gobernar deben conocer en mínimas y máximas proporciones lo que van a gerenciar, eso les determina ejercer un proceso de planeación, planes de accion, planes de inversión, gestión y consecución de recursos y por supuesto de ejecución, que al final es la razón de ser de los gobiernos, que se miden por sus ejecutorias, es decir por los hechos.

Varios fueron los proyectos que ejecutamos a lo largo y ancho del departamento, otros quedaron en fase de ejecución y que fueron acogidos con liderazgo y gran capacidad de trabajo por el gobernador Ricardo Orozco, el proceso en la Universidad del Tolima, en lo administrativo y académico, las obras viales de Ibagué – Rovira, Ibagué – Juntas, Chaparral – San Antonio, Herrera – Bilbao – Planadas, Carmen de Apicalá – Cunday, Purificación – Chenche, puente de Gualanday, vías urbanas en los municipios del Libano, Honda, Ambalema, San Luis, Espinal, vías rurales en Calarma Chaparral, Bilbao Anzoátegui, La Samaria en Ortega, proyectos de CTeI en café, cacao, apropiación de TIC, la granja Los Andes en Planadas, Megacolegios en Bilbao y San Antonio, varios acueductos, entre otras obras que se han constituido en el soporte de la activación económica y la generación de empleo en esta crisis, que ha agobiado tanto nuestra salud y nuestra economía.

En nuestro caso siempre pensamos en la necesidad de impulsar un crecimiento incluyente, en búsqueda de la equidad, por eso nuestra prioridad fue y será la humanización de las inversiones, un concepto de economía ajustada al nuevo hombre, a la nueva mujer y, especialmente, a los niños y jóvenes de hoy. Es necesario sin duda dar un vuelco a las teorías de las políticas económicas de siempre, esas que han dominado en las últimas décadas los foros de expertos y los salones de clase en nuestra nación y avanzar en el camino hacia la equidad, la generación de oportunidades y el equilibrio social.