|   30.Enero.2023   |   Por:  
Alfonso Aya Roa

Gobierno plantea bloquear aplicaciones de transporte de pasajeros

Velotax
En un proyecto de la SuperTransporte se contemplan también sanciones a los usuarios que utilicen estos servicios.

El Gobierno nacional a través de la Superintendencia de Transporte busca poner fin al uso de las plataformas de internet para el transporte de personas.

De aprobarse la iniciativa, servicios como Uber, Didi, Cabify e InDriver entre otros se verían afectados y tendrían que salir del mercado.

Según el Gobierno, estas empresas “atentan de manera directa contra la eficiente prestación del servicio de transporte público esencial y configuran una competencia desleal”.

Para el presidente de Alianza In, el gremio que reúne a las plataformas digitales de transporte en el país, José Daniel López, la salida de operación de este sistema de transporte dejaría a unas cien mil familias sin empleo.

Señaló como los conductores y pequeños propietarios de taxis también perderían. Hay más de 230 mil cuentas de usuarios taxistas registrados en las apps de movilidad que este proyecto de ley pretende acabar.

Así es el proyecto
Dentro de los puntos que se destacan dentro de la iniciativa gubernamental se encuentran los siguientes:

1. Contratar el suministro del servicio de transporte con personas naturales o jurídicas no autorizadas. La sanción será impuesta por cada vehículo usado en los servicios contratados. 

2. Los dueños de los establecimientos de comercio que intermedien o que propicien el uso de servicios informales o ilegales de transporte por parte de los usuarios o clientes que acceden a los productos o servicios que se proporcionan a través del establecimiento.

3. Retardar, sin justa causa, el cargue o descargue de las mercancías objeto del transporte en el origen o el destino.

4. No cumplir con las normas de cargue, descargue, rotulado, etiquetado, embalajes, envase y disposición final de las mercancías, cuando requieren condiciones especiales para su transporte.

5. No realizar el pago oportuno de los servicios de transporte, cuando los plazos se encuentren estipulados reglamentariamente.

6. No informar a la empresa de transporte la calidad de la mercancía cuando requiere de manejo y cuidados especiales, constituya en alguna medida un riesgo o cuando lo exija la reglamentación por su naturaleza o con fines de control. 

7. No elaborar el registro, no generar la certificación o no transmitir la información de los pesos y dimensiones de la carga transportada en los términos exigidos por el reglamento. 

8. No pagar los valores correspondientes por el cargue, descargue y trasbordo de la mercancía.
 
9. No cargar o descargar la mercancía dentro de los tiempos establecidos por la reglamentación.

10. No asumir los procesos de cargue, descargue, disposición, manejo o embalaje de la carga cuando por disposiciones reglamentarias sea el responsable de esta actividad.

11. Participar en la realización de actos, en la suscripción de documentos o en la generación de certificaciones y constancias de elementos que permitan probar el cumplimiento de la regulación del transporte cuando su contenido no corresponde con la realidad, es simulado, falso o carece de los soportes requeridos para su suscripción o expedición.