|   31.Agosto.2023   |   Por:  
Ecos del Combeima

En el barrio Interlaken de Ibagué se vivieron momentos de angustia por incendio forestal

Crédito: 
Suministrada
Velotax
La acción oportuna del Cuerpo de Bomberos de Ibagué impidió que se presentará una emergencia más grande.

En medio de las condiciones climáticas adversas que afectan a la región debido al fenómeno del niño, el Cuerpo Oficial de Bomberos de Ibagué respondió con celeridad a un incendio forestal que se desató en la intersección de la calle 20 con carrera octava. Gracias a la pronta acción de los bomberos, las llamas que amenazaban con propagarse rápidamente fueron controladas.

Este incendio forestal pone de manifiesto la preocupante realidad que enfrenta la ciudad y la región en general. Las altas temperaturas, la baja humedad y la presencia de áreas secas han generado condiciones propicias para la propagación de incendios, aumentando el riesgo de que estos siniestros se desencadenen con mayor frecuencia.

"Las causas de estos incendios pueden estar en quemas de basuras, quemas de inservibles o simplemente pirómanos que generan estos incendios. La mayor causa es la influencia del ser humano sobre ellos", advirtió el cuerpo de bomberos. Es importante tener en cuenta que acciones como quemas controladas y comportamientos negligentes pueden tener consecuencias devastadoras en un contexto tan propenso a incendios forestales.

En este sentido, las autoridades hacen un llamado urgente a la comunidad para que se abstenga de realizar quemas controladas y para que denuncie cualquier actividad sospechosa relacionada con la provocación de incendios. La ciudad de Ibagué se encuentra actualmente en alerta amarilla debido a las altas temperaturas y a la alta probabilidad de incendios forestales. La colaboración ciudadana es crucial para prevenir y controlar estos incidentes.

El Cuerpo Oficial de Bomberos de Ibagué recordó que están disponibles las 24 horas para atender cualquier emergencia relacionada con incendios o situaciones de peligro. La línea de atención directa es el número 119, al cual la comunidad puede recurrir en caso de requerir asistencia.

Ante el riesgo latente que implica el fenómeno del niño y sus efectos en el clima local, es fundamental que todos los ciudadanos adopten medidas de prevención y cuidado, contribuyendo así a la seguridad de la comunidad y a la preservación del entorno natural.