Alcaldia
  |   20.Enero.2022   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Obrero de construcción fue capturado por reclamar dinero de una extorsión en Pereira

Crédito: 
Suministrada
Aranzalez
Tras las actuaciones investigativas se pudo determinar que las llamadas extorsivas se llevaron a cabo desde la cárcel de Picaleña en Ibagué.
Velotax

Se trata de Mauricio Andrés Arenas Motato, quien fue imputado por la Fiscalía General de la Nación, a través de un despacho delegado ante el Gaula de Ibagué, por el delito de extorsión agravada que no aceptó haber cometido.

El hombre, a quien no se le impuso medida de aseguramiento, pero deberá seguir compareciendo al proceso, fue detenido a inicios de esta semana en el sector de Pinares de Pereira (Risaralda) en su lugar de trabajo, por miembros del CTI y Gaula Militar, en cumplimiento a la orden judicial que pesaba en su contra.

Los hechos motivo de su judicialización ocurrieron el 11 de enero de 2017, cuando una pareja empezó a ser víctima de llamadas extorsivas bajo la modalidad tío-tío, que se comprobó, salieron de la Cárcel Coiba Picaleña de la capital tolimense.

Inicialmente pensaron que se trataba de información veraz y por ello enviaron dinero mediante empresas de giro a nombre del hoy imputado creyendo que eso salvaría de la cárcel a un sobrino suyo.

Las víctimas, residentes en la capital risaraldense, fueron engañadas por un falso policía quien les hizo creer que un pariente había atropellado a una mujer embarazada y para evitar ser presentado ante las autoridades supuestamente debían enviar dinero a nombre de Arenas Motato.

Este red de mentiras llevaría a los esposos a enviarle al hombre, de oficio obrero de construcción, dos consignaciones por la suma de $1.800.000 de un total de $2.000.000 que les exigían. Posterior a ello se dieron cuenta que todo había sido un engaño.