|   16.Septiembre.2021   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Hoy inicia el juicio en contra del mayor Molano, acusado del homicidio de Santiago Murillo

Crédito: 
Suministrada
Luego de cuatro meses y medio la justicia colombiana entrará en una etapa en la que se busca definir la culpabilidad del oficial retirado de su cargo en la Policía.
Velotax

Una nueva etapa dentro del proceso iniciará hoy en contra del mayor de la Policía Jorge Mario Molano Bedoya, quien es señalado por la Fiscalía como el principal sospechoso del asesinato del joven Santiago Andrés Murillo Meneses, en medio de las protestas sociales del Paro Nacional en el primer semestre del año en la ciudad de Ibagué.

Como es bien conocido por todos, el caso ocurrió a eso de las nueve de la noche del pasado 1 de mayo, mientras Santiago Murillo, de 19 años, transitaba a pie por la calle 60 con carrera quinta de la ciudad de Ibagué, cuando fue alcanzado por un proyectil de arma de fuego que terminó destrozando su corazón.

Según el informe revelado de por la fiscal Carolina Arciniegas, en medio de la audiencia que se adelanta en el Juzgado Octavo Penal Municipal con Función de Control de Garantías, todo ocurrió mientras el joven transitaba sin ninguna compañía, con el objetivo de llegar a su casa luego de visitar a la novia cerca a la universidad del Tolima.

En el informe se advierte que el mayor Molano, comandante de la Estación Norte para la época, estaba ubicado a unos 80 metros del lugar, cuando alzo su mano el arma de dotación y disparo indiscriminadamente contra el joven que cayó metros adelante mientras pedía auxilio.

Desde allí la víctima fue auxiliado por civiles, teniendo en cuenta que los uniformados que estaban en la zona omitieron su misión de socorro y al parecer no hicieron nada por ayudar en el traslado del muchacho.

Fue así que luego de 28 minutos de trabajo médico en las instalaciones de la clínica Nuestra, lamentablemente se reportó el deceso de Santiago Murillo. 

Así las cosas, a las 2:40 de la mañana del dos de mayo, el mayor Jorge Mario Molano entregó su arma de dotación, convirtiéndose esto en un elemento probatorio dentro de la investigación.

Este modo el día de hoy se dará inicio a la etapa de juicio en medio de una audiencia de acusación, qué el mayor Molano se conectará desde la cárcel de facatativá dónde se encuentra recluido de forma preventiva.

En esta etapa se tendrán en cuenta informes parciales de esa noche, la documentación aportada por los investigadores de la policía judicial del CTI y los testimonios de 39 personas que presenciaron el hecho desde diferente ángulos.

Por todo lo anterior, la familia Murillo Meneses continúa presionando para que se haga justicia y el caso de Santiago no quede en la impunidad.