|   06.Agosto.2021   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

A la cárcel fue enviado el joven que al parecer lanzó una bomba molotov contra un policía del El Espinal

Crédito: 
Suministrada
Velotax
El sujeto en medio de las protestas sociales en Bogotá le lanzó el artefacto al policía causando graves lesiones en su cuerpo.

Un fiscal de la Unidad de Vida de Bogotá logró la judicialización de Juan Camilo Rodríguez Castro, presunto responsable de atacar con una bomba molotov, el pasado 22 de mayo, a un integrante del Escuadrón Móviles Antidisturbios (ESMAD) de la Policía Nacional.

De acuerdo con la investigación adelantada con apoyo de la Sijin de la Policía Metropolitana de Bogotá, los hechos ocurrieron en el barrio La Estancia de la localidad de Ciudad Bolívar, donde producto de manifestaciones violentas y actos vandálicos, se originó el bloqueo de la autopista sur en los dos sentidos.

Según el material probatorio recaudado, el ESMAD intentó abrir la vía, pero en ese momento, al parecer, Rodríguez Castro le lanzó una bomba incendiara a uno de los patrulleros, producto de la cual el uniformado quedó envuelto en llamas, especialmente en la parte alta de su cuerpo.

Otros uniformados intentaron apagar el incendio provocado sobre la humanidad de la víctima y luego lo trasladaron de emergencia al hospital Central de la Dirección de Sanidad, donde el patrullero fue ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). 

Fue así que en vía pública del mencionado barrio, las autoridades hicieron efectiva la orden de captura en contra de Juan Camilo Rodríguez Castro. 

En audiencias preliminares, se legalizó la captura y la Fiscalía le formuló imputación de cargos por los delitos de homicidio agravado en grado de tentativa y empleo o lanzamiento de sustancias u objetos peligrosos, cargos que fueron aceptados por el procesado.

Ante la solicitud realizada por la Fiscalía, el Juzgado 64 Penal Municipal con función de control de garantías impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario en contra del imputado.

Es importante señalar que el uniformado afectado es natural del municipio de El Espinal y en la actualidad aún continúa con lesiones en su rostro, las cuales podrían dejarle secuelas de por vida.