|   03.Agosto.2022   |   Por:  
Camilo Patiño

'Obras x Impuestos': el acuerdo que ha pasado 'de agache' en la Alcaldía de Ibagué

Ibagué, Tolima, 2018
Crédito: 
Suministrada
Pese a que se trata de una herramienta que podría garantizar -en manos de privados- el suministro de agua potable para la zona de expansión, las constructoras siguen a la espera del visto bueno.
Velotax

Ante la necesidad que tienen las constructoras de garantizar el suministro de agua potable para los proyectos residenciales que se ejecutan en la zona de expansión de Ibagué, el acuerdo 0006 del 3 de mayo del 2022, firmado por el presidente del Concejo Municipal, surge como una alternativa efectiva.

El documento -en términos generales- les permite a los privados asumir la adecuación de infraestructura de servicios públicos domiciliarios bajo una figura muy similar a la de 'obras por impuestos'. De esa manera, habría una solución mucho más palpable para la conducción de agua entre el Tanque Sur, la Fiscalía y los sectores de La Samaria y Picaleña.

El punto 2 del artículo noveno establece que el producto de la participación en plusvalía se destinará para "construcción o mejoramiento de infraestructuras viales, de servicios públicos domiciliarios, áreas de recreación y equipamientos sociales para la adecuación de asentamientos urbanos en condiciones de desarrollo completo o inadecuado".

Por su parte, el punto 5 del mismo artículo relaciona "actuaciones urbanísticas en macroproyectos, programas de renovación urbana u otros proyectos que se desarrollen a través de unidades de actuación urbanística".

¿Solución a la mano?

El punto 8 manifiesta explícitamente que "con el objetivo de garantizar la ejecución, se podrán celebrar acuerdos de pago en especie en virtud de los cuales los propietarios o sujetos pasivos podrán celebrar contratos de fiducia en los que las entidades territoriales serán las beneficiarias".

Y agrega que el objeto podrá consistir en "la ejecución de obras de infraestructura vial y de servicios públicos domiciliarios". Lo cierto es que existe una crisis evidente relacionada con el suministro de agua para miles de viviendas que recibieron el visto bueno durante la etapa de proyecto, pero sin garantías reales a la fecha.