|   28.Marzo.2023   |   Por:  
Alfonso Aya Roa

2023, el año ideal para invertir en oficinas de LATAM

Crédito: 
Newmark
Velotax
La recesión ha tenido un impacto significativo en el sector inmobiliario de oficinas en LATAM, pero también hay grandes oportunidades para aquellos que sean capaces de adaptarse a las cambiantes condiciones del mercado.

El sector inmobiliario corporativo en Latinoamérica, LATAM, ha experimentado un crecimiento y una expansión a lo largo de los años, pero también se enfrenta a retos relacionados con la inestabilidad económica y política, los distintos niveles de desarrollo de las infraestructuras y las cambiantes condiciones del mercado.

Una de las tendencias clave en el sector inmobiliario corporativo de LATAM es la creciente demanda de oficinas flexibles, impulsada por el crecimiento de nuevas, pequeñas y medianas empresas y corporaciones multinacionales. Estos espacios se están popularizando porque ofrecen soluciones rentables y convenientes para las compañías que buscan un espacio de trabajo escalable que se acomode a los cambios.

“Los proyectos de oficinas actuales que se están llevando a cabo en la región, arrancaron en época prepandemia, considerando que se demoran en llevar a cabo entre 3 a 4 años en llevarse a cabo, en nuestros países, en general no se están desarrollando nuevos proyectos, esto tiene que ver con aspectos relacionados con la economía, al haberse visto golpeadas fuertemente las economías latinoamericanas se vuelven más cautas al momento de tomar decisiones de inversión. 

Existen casos especiales como Monterrey, Ciudad de México, y Sao Paulo, que continúan con un gran volumen de movimiento de oficinas en la región. comentó Juan Flores, director de investigación de la región de LATAM, Newmark.

En términos de rendimiento del mercado, el sector inmobiliario corporativo en LATAM ha registrado resultados dispares en los últimos años. Algunos países de la región, como Chile, Colombia, México y Brasil han experimentado un fuerte crecimiento en sus mercados inmobiliarios

Así está Colombia 
Según lo informó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, la economía colombiana tuvo un incremento del 8.1% en el 2022. Ello es el resultado de la fortaleza del consumo interno, la recuperación de las exportaciones y el efecto rezagado de las políticas expansivas que se adoptaron luego de la llegada del Covid-19.
 
En contraposición, para el 2023 se pronostica una desaceleración, con lo cual, el PIB se prevé una expansión por debajo del 1%. Después de esta reducción, el crecimiento de la economía colombiana se mantendría por debajo del 3%. Tres factores preocupan en el panorama económico del país: la creciente inflación, el incremento de las tasas de interés y el volátil comportamiento del precio del dólar.

Juan Flores, director de investigación para América Latina de Newmark, indica que “El mercado colombiano tiene todo para darle la bienvenida a nuevas empresas, hay corredores como la Calle 26 en Bogotá que aún permite el desarrollo de nuevos espacios y complementa a los corredores tradicionales”.

Aun así, en el segundo semestre del año, el mercado de oficinas en Colombia siguió un comportamiento favorable: registró absorciones positivas y ocupaciones de los espacios disponibles. 

Además, se evidenció un aumento en los precios de lista, principalmente ocasionado por la escasa oferta de espacios A+ y A que fue aún más evidente en los últimos 6 meses del año. Sorprende la ausencia de grandes proyectos de oficinas próximos a terminarse, con lo cual se espera que el comportamiento registrado en este último semestre continúe para el 2023.