|   29.Abril.2018   |   Por:  
Yudy Vallejo

¿Cómo enfrentar la creciente adicción de los niños al internet?

Niño con celular
Crédito: 
Tomada de Internet
Velotax
La pornografía, el acoso y el bullying son apenas algunos de riesgos que enfrentan los niños mientras navegan, conozca que dicen los estudios sobres la exposición a internet que deben tener los niños según su edad.

 

Actualmente los niños tienen un gran acceso a la tecnología y si bien es cierto que pueden encontrar un gran flujo de información que nutre sus curiosas mentes también es cierto que el internet causa en los niños una adicción que algunos estudios han comparado con la ansiedad que siente un adicto por determinada droga.

Esto ha hecho que cada vez más padres se preocupen por el tiempo que pasan los niños frente a aparatos tecnológicos y tiendan a restringir las horas que tienen acceso a ellos, según un estudio el 47% de los padres está empezando a tomar las medidas correctivas para que los más pequeños se ocupen en actividades más lúdicas.

Esta preocupación está basada en cifras que Kaspersky Lab y B2B International encontraron que para los padres encuestados  uno de cada diez menores de 18 años es adicto al Internet, además el 47% manifestó su preocupación por el tipo de contenido que ven sus hijos y el 41%  la preocupación por que se comuniquen con extraños.

Además más del 53% de los padres ven ciberamenazas que pueden afectar a sus niños y la tendencia va a en aumento por lo cual cada día es más necesario encontrar herramientas de monitoreo que permitan que los menores naveguen de forma segura.

Pero según el estudio realizado por  Kaspersky Lab y B2B International limitar el tiempo que pasan en línea no necesariamente hace que los niños estén a salvo de los peligros. En un período de 12 meses, los niños en Colombia, enfrentaron al menos una amenaza en línea, y uno de cada diez niños accedió a contenido inapropiado o entró en contacto con virus y programas maliciosos.

Según cifras de “Te Protejo”, línea virtual de denuncia para la protección de la niñez y adolescencia colombiana, durante el 2018 se han recibido 1.343 denuncias, de las cuales el 61% son por pornografía infantil, seguido por reportes de maltrato, abuso y trabajo infantil, con un 21%, y en tercer lugar se encuentra el Ciberacoso con un 10%  de los reportes.

¿Cómo proteger a los niños según el estudio?

De los 0 a los 4 años, la recomendación es que los niños no naveguen en Internet, ya que no es una edad apropiada. En esta etapa usualmente están interesados en juegos, audiolibros, caricaturas y libros interactivos. Ninguna de estas aplicaciones requiere que un niño tenga acceso a Internet.

Entre 4 y 6 años, los niños buscan explorar el mundo del entretenimiento en línea, les interesan juegos, libros interactivos para colorear, audiolibros y caricaturas. La interacción es muy parecida a la primera etapa; sin embargo, a esta edad muchos pequeños anhelan navegar por su cuenta. La mayoría de los sitios para niños están diseñados para esta etapa. Sin embargo, es importante bloquear aquellas páginas que incluyen publicidad ya que con un solo un clic, pueden llevar a los menores a contenido inapropiado.

Los intereses de los jóvenes internautas de los 6 a los 11 años son muy variados y también comienzan a utilizar la navegación en Internet para educación y temas escolares. Los sitios web para este grupo varían por país, en algunos pueden ser bastante fáciles de encontrar, mientras que en otros hay que realizar una búsqueda más profunda. Ojo, los niños a esta edad necesitan supervisión para que no compartan información personal en línea y no se expongan a contenido inapropiado. 

En la etapa de los 11 a los 16 años están principalmente interesados en la comunicación y la independencia, tratar de mantenerlos en los límites del “Internet para niños” se vuelve cada vez más difícil. Se recomienda introducir al adolescente poco a poco al Internet “adulto”, sin dejar de estar involucrado y aplicar configuraciones apropiadas que está diseñada para ayudar a los padres a adoptar un método más eficaz para proteger a sus hijos de los peligros que acechan en línea.

Con esta solución, los padres pueden optar por bloquear el acceso de los niños a ciertas aplicaciones y sitios web, o ayudar a los niños a ser más conscientes de los peligros a los que se enfrentan ellos mismos, advirtiéndoles que los sitios o aplicaciones a los que están a punto de acceder son riesgosos y pueden incluir contenido peligroso.