|   24.Septiembre.2012   |   Por:  

Denuncian minería en nacimientos de agua en el Tolima

Velotax
<p>Justo cuando las autoridades est&aacute;n previniendo sequ&iacute;as por el intenso verano, y se dise&ntilde;a toda una pol&iacute;tica para el ahorro y ciudado del agua, inescrupulosos insisten en poner por encima las actividades econ&oacute;micas del consumo humano. &nbsp;</p>

En entrevista realizada por Nelson Lombana Silva para el semanario Voz, "los campesinos del norte del Tolima, especialmente del municipio de Líbano, lanzaron un llamado dramático a los ambientalistas del mundo y a los gobernantes, ante la forma aberrante como el capitalismo en su política de la reprimarización de la economía le da vía libre a las multinacionales y transnacionales para que desarrollen la minería a gran escala, acabando con la naturaleza, la fauna, la flora y el agua."
Según las cifras del Comité Ambiental, en su última publicación, el departamento del Tolima se encuentra concesionado para actividades mineras en más del 70 por ciento de su territorio y en el caso del Líbano en algo más del 97 por ciento. De acuerdo con las denuncias de los campesinos entrevistados por Lombana, las empresas "están explorando en zona paramuna y en los mismos nacimientos irresponsablemente, ante la mirada pusilánime y complaciente de la Corporación Autónoma Regional del Tolima, CORTOLIMA, INGEOMINAS y algunos mandatarios municipales."
Las denuncias se realizaron en el marco del foro ambiental realizado en el Líbano, durante los pasados 14 y 15 de septiembre, en el que participaron más de quinientas personas, "evento en el cual se puso en evidencia el destino inexorable de la madre naturaleza sino se para con la movilización contundente la locomotora energético – minero del presidente Juan Manuel Santos". 
Las denuncias fueron realizadas por Samuel Herrera Ospina, habitante de la vereda El Delirio y coordinador del cañón de Lagunilla, municipio de Líbano, y por la líder ambientalista y comunicadora social, Yenny Jasbleidy Gómez Cabrera, que hace parte del Observatorio Socio – Ambiental de la provincia de los nevados, organización que tiene asiento en esta municipalidad libanense.

"¿Qué va a pasar con la agricultura?": Herrera Ospina

“La problemática de mi región es que hace dos meses se nos metió la compañía minera S.A. Colombia. Yo estaba laborando en mis cafetales cuando un niño de los míos me dijo: Papá, están rompiendo arriba al pie de la Garrucha. Me subí inmediatamente. Claro, habían ocho mineros, más o menos, 30 metros de la carretera hacia abajo y ya tenían un roto aproximadamente de dos metros. Llegué amablemente y les pregunté: ¿Quién les dio permiso para escavar las quebradas acá? Me contestaron: Tenemos un permiso de CORTOLIMA y de INGEOMINAS. Les dije: Señores, no conozco ni a CORTOLIMA, ni  a INGEOMINAS, conozco un título, pero no conozco a ninguna persona. Lo único que les voy a pedir el favor es que me desocupen el área, porque esto no es de nosotros, ni de ustedes, esto es del Padre Celestial que nos lo dio para que nosotros lo cuidemos y eso es lo que estoy haciendo en estos momentos, cuidando mis terrenos para poder proteger aquellos niños que están naciendo los que habrán de nacer (...)
“Me contestaron: Señor, ¿Usted tendrá problemas de hablar con la doctora social? Les dije: No tengo ningún problema. A los diez minutos apareció la doctora Margarita García. Ella me dice: Señor Samuel, ¿Cuál es el problema que usted no quiere dejarme trabajar el personal? Le dije: Doctora, no estoy en contra de sus trabajadores, ni mucho menos en contra de usted, lo único que estoy en contra es el daño que ustedes le van a hacer a esos niños que están naciendo y los que están por nacer. Porque la vida de nosotros es el agua. Eso es lo que estoy protegiendo en mi área, mientras exista en el cañón de Lagunilla, no dejaré explotar mi cañón, porque quiero a mi patria y lo principal – para mí – es el Líbano, Tolima. Aquí vivo hace 20 años y he criado cinco hijos, lo quiero como si fuera mi patria chica. Me da mucha pena doctora, pero aquí no los voy a dejar explotar, ustedes verán qué van a hacer. Sin problemas, porque yo no soy violento, creo que ustedes tampoco son violentos. Hágame el favor y me desocupan el área. Muy amable, al otro día no volvieron (...)
“A raíz de eso, ya el lunes siguiente se nos presentó un problema en las veredas siguientes, que fue en el Monte 21, donde ellos montaron un aparataje, donde tienen un montaje de unos taladros. Este lunes, nos fuimos 80 personas y llegamos al sitio de la mina que ellos dicen estar explotando o mejor explorando haber si hay minas, pero lo más lógico es que están una vez ellos están ahí con los aparatajes ya. Le dijimos: Señora doctora, a nosotros nos da mucha pena pero mire que aquí hay una cuenca de una quebrada que surge como a cuatro veredas. ¿Cuál cree, doctora, que es la problema de estas aguas? Ella contesta: No hay ningún problema. Le dijo: ¿Qué pasa el día que saquen ustedes ese material que están a punto de comenzar a explotar? Ella duda. Primero me dijo que lo transportaban a otras partes. A lo último se cayó porque volví y le hice la contra pregunta: Dígame doctora, ¿A dónde van a parar esos residuos? Me dice: Esos residuos van a quedar dentro de la misma área. Entonces, eso a ser dentro de la misma quebrada El Rosario”.
“Eso me tiene preocupado porque todo ese cianuro y demás materiales que utilizarán, es perjudicial tanto para uno como para los animales y la fauna que tiene la región. Me tiene verraco el Estado, porque lo que estoy viendo es que nos quiere expropiar las tierras, porque dicen los mineros que ellos pueden explotar con permiso o sin permiso de los campesinos propietarios de sus parcelas. Eso me han dicho los mineros y se lo puedo sostener en un momento dado. Dicen que en caso que el campesino no de permiso, ellos mediante decreto que no sé, pueden entrar y explotar las tierras. Me tiene preocupado porque esto a futuro va a terminar convertido en un desierto, como ha sucedido en otras partes del país”.
“Le decía yo a la doctora Margarita que ese cañón de la Honda, lo vi como un pavimento porque no tiene agua, porque las minas de El Porvenir, destaparon toda esa cuchilla cuando ampliaron la carretera. Le dije: Doctora, ¿Será que usted puede revivir esa quebrada, echármele agua? Me contesta: Imposible, eso es cosa de la naturaleza. Le dije: Doctora, eso no es cosa de la naturaleza, es cosa del hombre. Fueron los mineros los que limpiaron la cuchilla y la dejaron sin vegetación. Por eso se acabó el agua. Le dije: Doctora, ¿Cómo puede decir usted que después que haga un socavón de 300 o 500 metros el agua va a subir de nuevo a la cuchilla? Yo lo tengo comprobado. He visto minas donde han quedado solo desierto, donde se siembra un palo e inmediatamente se muere. Por eso le digo al gobierno nacional: Que nos respete nuestros derechos porque son derechos a la vida de todos los colombianos. Me tiene preocupado la cantidad de concesiones que viene dando el Estado. Solo por los lados cercanos del Líbano tiene 1.182 hectáreas y por el norte tiene 89.350, nos tienen todo el Tolima concesionado”.
“Me pregunto: ¿Qué vamos a hacer con la agricultura? Le he dicho a la humanidad: Si el Líbano fuera minero no sacaríamos productos agrícolas a la plaza de mercado, como el aguacate, plátano, yuca, café, todo eso. No diríamos que éramos agricultores, diríamos que éramos mineros. Minero es aquel que trae la maquinaria de otros países y se lleva la riqueza de Colombia. Esos sí son mineros, pero nosotros no somos mineros. Le pido al gobierno central que nos respeten nuestros territorios a nosotros los campesinos. Si nosotros lo subimos como presidente, ¿Por qué no nos respeta como campesinos? Él es el vocero que tenemos los campesinos. Quiero que no nos falten al respeto y no intente expropiarnos de esas tierras que nos dejaron nuestros antepasados, nuestros abuelos. ¿Qué va a pasar cuando se sequen los ríos? Debemos pensar en la generaciones venideras, nosotros ya vivimos lo que teníamos que vivir. Pido que el alcalde municipal nos acompañe en esta pelea, para eso nosotros lo acompañamos en el debate electoral. Puse la cara por él en varia veredas y miren ahora: En este foro ambiental no lo veo, ni los concejales. Eso es falto de respeto de ellos y de compromiso con los habitantes y con el futuro de la humanidad”.

“Están haciendo minería en el nacimiento de la quebrada El Rosario, en Líbano Tolima”: Yenny Jasbleidy Gómez Cabrera

Usted hace parte de una organización ambiental, ¿Cómo se llama?
YJG: Se llama Observatorio Socio – Ambiental de la provincia de los nevados.
¿Qué actividades desarrolla este Observatorio Socio - Ambiental?
Estamos haciendo acompañamiento a todos los campesinos de las diferentes veredas del municipio, entre otras: El Delirio, El Cirpe, El Silencio, Convenio, etc. Muchas veredas que tienen la problemática ahorita del agua, porque la minería está irrumpiendo violentamente espacios que deberían ser zonas protegidas, porque se encuentran nacimientos de agua, que surten no solo a estas veredas, sino de occidente a oriente a todo el norte de nuestro departamento.
¿Cómo analizan la problemática de la minería y crisis del agua en esta municipalidad?
Realmente nosotros estuvimos el lunes 10 de septiembre, acompañando a los campesinos, adelantando un franco conversatorio con una de esas empresas mineras que ya está haciendo exploración en la parte Monte del Cóndor en el 21. ¿Qué vimos ahí? ¿Qué vivenciamos? Hay una quebrada, que es la quebrada El Rosario, esa quebrada se encuentra bastante menguada y en medio de esa quebrada, están haciendo de lado y lado unas perforaciones en busca de la explotación minera.
La preocupación de los campesinos es real, no son cosas donde se divaga. Tenemos en cuenta que ellos tienen familia, pero no es solamente las familias sino el mismo ecosistema. Pensamos que tenemos que preservar el medio ambiente, evitar su contaminación y destrucción. Ellos dicen que usan los químicos debidamente, pero nos interesa que sea cierto. Que no se afecten las quebradas y obviamente a nosotros.
¿Cuánto tiempo lleva trabajando el Observatorio Socio – Ambiental del cual usted hace parte?
Este Observatorio comenzó hace más o menos cuatro meses con conferencias y talleres. Vimos que era necesario y urgente trabajar en pro de la defensa del medio ambiente, del ecosistema, el agua, porque si permitimos que se amplíen los proyectos mineros en la zona, vamos a quedar sin fuentes hídricas, no solamente los habitantes de Líbano, Tolima, sino todos los municipios que están alrededor de los nacimientos. Vemos que la zona de páramo también se encuentra concesionada a las transnacionales y multinacionales y eso no lo podemos permitir.
Entorno a eso hemos venido manifestándonos, elaborando diversos proyectos con la comunidad y vamos a seguir trabajando, luchando por la defensa del medio ambiente. Es una causa y es un compromiso que debemos asumir todo el pueblo del Tolima y de Colombia. Aprovecho para hacer una llamado a todo el pueblo colombiano para que nos pronunciemos, para que dejemos a un lado la indiferencia y la sumisión, por cuanto de por medio está la vida y el futuro de la humanidad.
¿Cuál es la estructura del Observatorio Socio – Ambiental?
Más que una organización es un Observatorio, el cual cumple diversas funciones. Hacemos parte un grupo de compañeros, algunos trabajamos en la parte audio visual, otros en la parte formativa, otros en la investigación. Así, para no cometer errores que se puedan dar en medio de la respectiva investigación. Hacemos trabajo de campo, vamos a las veredas, conversamos con los compañeros campesinos. También organizamos foros. El pasado primero de agosto, en respuesta en contra de la minería a cielo abierto canadiense, nosotros adelantamos un conversatorio, es decir, foro, el cual estuvo bastante concurrido y participativo.
El campesino de Líbano, Tolima, perdería su vocación agrícola y pasaría a la vocación minera. ¿Usted qué opina?
Creo que usted no está nada alejado de la realidad. Definitivamente, no sé de qué manera podrían nuestros compañeros campesinos seguir desarrollando sus funciones agrícolas, si no hay fuentes de agua. No sabemos cómo de pronto podrían regar sus campos. Eso, necesariamente, generaría un desplazamiento de los compañeros hacia las áreas urbanas. Además, obligaría al campesino a trabajar en la minería, actividad que no genera seguridad en salud, ni calidad de vida para nadie.
Nosotros hemos visto muchos proyectos mineros que han afectado las regiones donde han estado y han producido fallas, deslizamientos, pérdidas de afluentes de agua. Eso nos preocupa muchísimo. Por eso luchamos para que esos casos extremos no se den en nuestro bello municipio.
Se afirma que habrían algunas multinacionales que estarían amenazando a los labriegos de la zona. ¿Es cierto?
En eso no sabría decir nada, porque realmente no tenemos pleno conocimiento. Digamos que CORTOLIMA e INGEOMINAS, la alcaldía municipal, entre ellos, me perdona la expresión, se tiran la pelota para evadir sus responsabilidades y lo que vemos es que amenazan es con contaminar nuestros recursos. Esa es la amenaza, creo. Pero no es una amenaza solamente para los compañeros campesinos, es para todos en general.
La mina “El Porvenir” ya está desarrollando un proyecto en donde no sabemos, realmente, cuáles son las condiciones en las que se encuentran las aguas que surten al corregimiento del Convenio y que van a dar al Riorrecio y al Lagunilla.
¿Hay ya contaminación por parte de la mina “El Porvenir”?
Nosotros no tenemos las evidencias para probar que esto sea cierto, pero sí, definitivamente, vemos con toda la comunicación que tenemos con los campesinos, ellos dicen que las aguas han cambiado de color, las corrientes se han reducido. Hemos ido y lo hemos comprobado.
En cuanto a la invasión, pues, también ha sido un problema bastante grave porque la empresa “Mineros S. A.” por ejemplo, se ha tomado la atribución de entrar a propiedad privada a hacer excavaciones. Claro, sabemos que el subsuelo es propiedad del Estado, pero de todas formas, el campesino es dueño de su finca y merece tener conocimiento de esos tipos de excavaciones.
Tenemos evidencias de que ellos vienen entrando a algunos lugares a invadir. Nos parece que es una grave amenaza, donde el campesino podría ser expropiado por las buenas o por las malas, quiera o no lo quiera.
No están socializando los proyectos mineros con los campesinos, mucho menos escuchar su opinión si están o no de acuerdo. Nosotros estamos luchando por las zonas protegidas, por las zonas de reserva campesina porque creemos en el campo. Es la única posibilidad de garantizarle algo a nuestros hijos es protegiendo la naturaleza, el agua y todo lo demás.
¿Cerca a los nacederos están haciendo exploraciones?
Sí, claro, el lunes 10 de septiembre, hicimos el recorrido con los compañeros campesinos de la vereda El Delirio y demás veredas, vimos que efectivamente están haciendo una exploración en el Monte 21 como le mencionaba. Eso está en medio de la quebrada El Rosario, mejor, es el nacimiento de la quebrada El Rosario; hay tres perforaciones en esa área y de lado y lado, están ubicados los taladros donde están haciendo las perforaciones correspondientes.