|   01.Diciembre.2011   |   Por:  

Rubén Darío Rodríguez, el más comprometido con Gustavo Hernández

Velotax
<p>Pese al malestar por la presencia del aspirante a la Contralor&iacute;a en la fiesta de cumplea&ntilde;os de Emilio Mart&iacute;nez Rosales.</p>

El representante a la Cámara Liberal Rubén Darío Rodríguez Góngora es hoy el más entusiasta promotor de la candidatura de Gustavo Hernández Guzmán a la Contraloría del Tolima, aunque en los últimos días ha circulado la versión en el sentido de que el jaramillismo le quitaría su respaldo para inclinarse por el conservador Efraín Hincapié, gomezgallista de Herveo que estuvo con Luis Carlos Delgado a la Gobernación.
Se conoció que el malestar en las filas del jaramillismo se generó por la presencia de Gustavo Hernández el pasado fin de semana en la fiesta de cumpleaños del ex congresista Emilio Martínez Rosales.
En las filas rojas hay celos por el acercamiento de Hernández Guzmán a Cambio Radical, organización que sin duda es clave pues tiene tres diputados que pueden marcar el desequilibrio a favor de cualquiera de los integrantes de la terna.
En el año 2000 Gustavo Hernández Guzmán afrontó una situación similar y llegó a la Contraloría Departamental con el respaldo tanto de los diputados de Cambio Radical como de los jaramillistas. A estas dos fuerzas políticas entregó representación en los puestos claves de la Contraloría y los tuvo a todos contentos.
Gustavo Hernández Guzmán tiene una experiencia en la arena política y se mueve como pez en el agua a la hora de conseguir el respaldo de los jefes de los partidos que le permiten llegar a cargos como el de Contralor.