|   27.Septiembre.2023   |   Por:  
Ecos del Combeima

Anciano de 73 Años lucha por construir su hogar en Villa Resistencia

Crédito: 
Ecos del Combeima
Velotax
Orlando Garzón es una de las caras que no representa la violencia en esta invasión de la comuna 8.

En medio de la cruda realidad que enfrenta Villa Resistencia, una invasión en la ciudad de Ibagué, se encuentra Orlando Antonio Garzón, un hombre de 73 años que ha estado tratando de construir una habitación para vivir. Orlando, un habitante de este sector, ha enfrentado múltiples desafíos en su lucha por tener un lugar al que pueda llamar hogar.

Durante una entrevista, Orlando compartió su historia, destacando su determinación para construir un techo sobre su cabeza. "Con el esfuerzo que estamos haciendo y la ayuda que me brindan mis hijos, logramos comprar cemento, varillas y arena", afirmó. Su objetivo es construir dos habitaciones, una para él y otra para su compañero, en un esfuerzo conjunto para mejorar sus condiciones de vida.

Orlando, originario de Cajamarca, ha vivido en Villa Resistencia durante aproximadamente tres años. A lo largo de su estadía, ha sido testigo de episodios de violencia en la zona, incluido un reciente incidente que lo puso en peligro. Sin embargo, a pesar de los desafíos y los riesgos, sigue luchando por un lugar para vivir.

La esperanza de Orlando y otros habitantes de Villa Resistencia es que la administración municipal les proporcione una solución habitacional. Según Orlando, el alcalde visitó la zona hace aproximadamente un año y prometió casas para los residentes en el plazo de 4 a 5 años. Esta promesa ha mantenido viva la esperanza de una vida mejor para quienes viven en esta invasión.

A pesar de las dificultades que ha enfrentado en su vida, Orlando sigue trabajando arduamente en la construcción de su hogar. Agradece el apoyo de sus hijos y, a pesar de las adversidades, demuestra una gran determinación y amor por su familia.

La historia de Orlando Antonio Garzón es un recordatorio de la lucha diaria de muchas personas en situaciones precarias, pero también es un testimonio de la resiliencia y la esperanza que pueden prevalecer incluso en las condiciones más difíciles.