|   03.Septiembre.2023   |   Por:  
Diego Jiménez

Ibagué: un diamante en bruto para el turismo colombiano

Crédito: 
Suministrada
Velotax
La capital musical debe brillar con luz propia en el escenario turístico nacional.

Es innegable que Colombia está viviendo un momento dorado en el ámbito turístico. Las cifras proporcionadas por la Oficina de Estudios Económicos del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo evidencian que: más de 3,2 millones de turistas visitaron Colombia en los primeros siete meses de 2023. Esta estadística representa un impresionante aumento del 32,3 % con respecto al mismo período de 2022.

Estos números, sin lugar a dudas, son una razón para celebrar el auge del turismo en Colombia. Pero mientras ciudades como Bogotá, Medellín y Cartagena disfrutan de un constante flujo de visitantes, existe un tesoro oculto en el corazón de Colombia que merece más atención: Ibagué.

Situada estratégicamente a poca distancia de la capital del país, Ibagué es una ciudad que lo tiene todo para ser un destino turístico de renombre. Su entorno natural es simplemente espectacular, con majestuosas montañas, pintorescos ríos y senderos para el avistamiento de aves que ofrecen oportunidades ilimitadas para la aventura y el ecoturismo. Además, su rica historia, tradición folclórica y musical, aportan una dimensión única a su atractivo.

Sin embargo, a pesar de estos recursos evidentes, Ibagué enfrenta desafíos significativos que deben abordarse para aprovechar plenamente su potencial turístico.

Una de las oportunidades de mejora se centra en fortalecer productos turísticos de alta calidad. Para atraer a turistas extranjeros exigentes, es crucial desarrollar experiencias únicas y auténticas que muestren la belleza y singularidad de la ciudad. Además, la infraestructura turística puede mejorarse, desde parques temáticos hasta sistemas de transporte pensados en turismo.

Un obstáculo igualmente importante es la falta de una estrategia de marca de ciudad sólida y a largo plazo. A menudo, las administraciones municipales se centran en consolidar un lema de gobierno en lugar de construir una marca de destino duradera, sin importar el gobernante que la impulse. Esto conduce a una falta de coherencia en la promoción de la ciudad a lo largo del tiempo, lo que puede confundir a los viajeros potenciales y desalentar la inversión turística a largo plazo.

Otro dato interesante que se suma al panorama es que, del total de visitantes que llegaron a Colombia en los primeros siete meses de 2023, 2,2 millones eran extranjeros (sin incluir a los venezolanos). Esto demuestra un interés importante sobre nuestro país como destino turístico, pero Ibagué aún no ha capturado su parte justa de esta afluencia.

Además, la cifra de visitantes a Parques Nacionales Naturales ascendió a 947.062 durante este período, un aumento del 13,1 % con respecto al año anterior. Esto sugiere un interés creciente en las maravillas naturales de Colombia. Por este motivo, Ibagué y su  riqueza natural podría atraer a estos amantes de la naturaleza.

La campaña de promoción turística del gobierno nacional, 'Colombia: el país de la belleza', es una oportunidad que Ibagué no puede dejar pasar. Esta iniciativa busca diversificar el producto turístico y atraer a más viajeros hacia experiencias emergentes y territorios turísticos de paz. Ibagué tiene la oportunidad de destacarse en esta narrativa y presentarse como un destino auténtico y emocionante para los viajeros de todo el mundo.

En resumen, Ibagué tiene un potencial turístico inmenso. Las cifras de turismo en Colombia están en aumento, y es hora de que esta ciudad se sume a la lista de destinos destacados. Ibagué puede brillar con luz propia en el escenario turístico nacional e internacional. El momento es ahora, y la oportunidad está a la vuelta de la esquina.