|   27.Febrero.2023   |   Por:  
Juan Diego Salazar Calderón

Caen presuntos señalados de enviar cocaína a Estados Unidos

Crédito: 
Suministrada
Velotax
Estos delincuentes fueron ubicados en procedimientos realizados de manera simultánea en Cali y Buenaventura (Valle del Cauca), y Popayán y Guapi (Cauca).

En un trabajo articulado con la Policía Nacional y la agencia estadounidense DEA, se logró la ubicación de seis presuntos integrantes de una estructura narcotraficante, señalada de obtener toneladas de clorhidrato de cocaína y garantizar su salida por vía marítima por el Pacífico colombiano.

Estas personas fueron capturadas en diligencias realizadas de manera simultánea en Cali y Buenaventura (Valle del Cauca), y Popayán y Guapi (Cauca), en atención a solicitudes de extradición elevadas por las cortes distritales de Dallas (Texas) y el estado de Nueva Jersey, por cargos relacionados con tráfico de estupefacientes.

De acuerdo con los requerimientos internacionales, esta organización obtenía el estupefaciente en diversos puntos de Cauca y Valle del Cauca, y lo transportaba en vehículos de carga o a lomo de mula a zonas costeras como Puerto Merizalde y la desembocadura del río Naya, en Buenaventura (Valle del Cauca).

Al parecer, en estos puntos los cargamentos eran acopiados hasta agrupar una cantidad determinada y, posteriormente, enviados en lanchas rápidas, embarcaciones pesqueras y semisumergibles a países de Centroamérica y Estados Unidos.

Elton Segura Ruíz, alias ´Pariente´, sería el cabecilla de la estructura criminal. Este hombre fue localizado junto a Willington Sinisterra Micolta, alias Wala; Hilton Fabián Rentería Vivas, alias Víctor; y Leonardo Góngora Carabalí, alias Leo, quienes estarían a cargo de la recepción, almacenamiento y embarque de la cocaína.

Los otros capturados son: Rónsulo Segura Palacios, alias ´Mi Sangre´, quien buscaría inversionistas y responsable de adquirir las sustancias ilícitas; y Óscar Jesús Paz Meneses, que tendría nexos directos con los responsables de los laboratorios clandestinos en Cauca y presuntamente definía las rutas terrestres para mover los alijos.

Paz Meneses permanece privado de la libertad en la cárcel de San Isidro, en Popayán (Cauca), como parte de un proceso distinto que le sigue la Dirección Especializada contra el Narcotráfico. En este lugar fue notificado de la orden de extradición en su contra.