|   25.Enero.2023   |   Por:  
Alfonso Aya Roa

Alimentación saludable, un reto para América Latina y el Caribe en 2023

Crédito: 
Kroc Institute
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, publicó su informe: El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2022.
Velotax

El alto costo de los alimentos producto de la inflación internacional y los problemas de suministros ha traído como consecuencia seriosincovenientes para una alimentación balanceada y saludable.

Así se desprende del más reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, en el que se destaca que la inseguridad alimentaria ha aumentado, las personas de América Latina y el Caribe les cuesta llevar una dieta saludable y la obesidad sigue en crecimiento.

Según el profesor de la Escuela de Gobierno Alberto Lleras Camargo de la Universidad de los Andes, Felipe Roa-Clavijo, hay tres conclusiones que se desprenden del estudio. 

La inseguridad alimentaria ha aumentado, a las personas de América Latina y el Caribe les cuesta llevar una dieta saludable y la obesidad sigue en crecimiento. 

El profesor expone que para el 2022, alrededor de 56 millones de personas se encontraban en condiciones de hambre y 267 millones de personas, es decir, el 40 % de la población de América Latina y el Caribe, en situación de inseguridad alimentaria moderada o grave. 

Según el analista es necesario que los gobiernos  implementen políticas públicas integrales. “Ningún sector puede solucionar estos problemas de manera individual o independiente. Necesitamos tener un enfoque desde los sistemas agroalimentarios”, señaló Roa-Clavijo. 

Lo anterior hace referencia a la necesidad de tener una aproximación a la producción, la comercialización y el consumo en políticas integrales que puedan abordar la complejidad de estos desafíos presentados por el informe. 

Para Roa-Clavijo se debe garantizar el derecho a la alimentación en la región, es decir, “ayudar a las personas que son más pobres y más marginalizadas, a acceder a estos alimentos, ya sea a través de apoyos directos, apoyos financieros, entre otros”.

Otras de las preocupaciones, tiene que ver con las 136 millones de personas que no tienen cómo acceder a una dieta saludable. “Teniendo en cuenta que una dieta saludable debe contar con los suficientes nutrientes y micronutrientes para que una persona tenga una vida sana. En América Latina, alimentarse de manera saludable puede representar aproximadamente 3.84 dólares diarios”.

El tercer mensaje que deja el informe es que la obesidad está en crecimiento y ha aumentado en los últimos años. En la actualidad, el 24% de la población se encuentra en obesidad. 

“Esta es una cifra que ha crecido en todos los países de la región de manera exponencial en los últimos años”, afirma. 

Implicaciones para Colombia
Colombia no es la excepción en el contexto regional, pues estas dinámicas señaladas a  nivel de la zona se están reflejando en el país, principalmente en el encarecimiento de los precios de los alimentos. 

“Hemos visto unas inflaciones históricas en los últimos meses, que está afectando a la población más vulnerable, y también estamos viendo un incremento bastante pronunciado en el precio de los insumos agropecuarios, principalmente por la guerra en Ucrania”, añade el profesor. 

La recomendación es entonces para el Gobierno colombiano y todas sus instituciones, de acoger las recomendaciones dadas en este informe en cuanto a la implementación de políticas integrales, para de esta manera abordar los desafíos que se presentan en el país relacionados con la inseguridad alimentaria.