|   03.Diciembre.2022   |   Por:  
Alfonso Aya Roa

Ibagué es la tercera ciudad del país con mayor libertad económica

Crédito: 
Wikipedia
Un estudio de Libertank indica que la capital tolimense está bien rankeada en este aspecto. Bogotá, la ciudad con menor libertad económica de sus ciudadanos.
Velotax

El centro de estudios Libertank dio a conocer el Índice de Libertad Económica de las Ciudades Colombianas,  ILECC, 2022, que lideran Cúcuta, Villavicencio e Ibagué.
 
Este indicador analiza aspectos como Mejoras mediante la reducción del gasto público y de la deuda municipal, Mejoras en la fiscalidad municipal y Mejoras en la profesionalización de los servicios y en la contención del intervencionismo.

De las doce ciudades evaluadas, no aparece ninguna en la categoría de plena libertad económica. Sólo clasificó una en la categoría de satisfactoria: Cúcuta (1). 

Hay seis ciudades clasificadas en la categoría de moderada libertad económica: Villavicencio (2), Ibagué (3), Montería (4), Cali (5), Manizales (6), Pereira (7), Cartagena (8) y Medellín (9). 

Luego, dos ciudades quedaron en la categoría de insuficiente libertad económica: Barranquilla (10) y Bucaramanga (11). Finalmente, en la categoría de deficiente libertad económica, se registró una ciudad: Bogotá (12).

Ibagué
Ibagué ocupa el tercer lugar en el ranking, con un puntaje de 67,85. Siendo una ciudad con libertad económica moderada. 
 
Se destaca en el área de desempeño económico municipal, gracias al buen manejo de las finanzas públicas. 
 
Ibagué es la ciudad con menor presupuesto, menor endeudamiento y además con un valor poco relevante de morosidad. 
 
En materia de intervencionismo económico municipal, la capital tolimense sobresale el moderado número de empresas públicas municipales per cápita y gasto destinado a los servicios del ciudadano. 
 
Como recomendación, señala el análisis, se debe revisar la magnitud de la plantilla municipal per cápita, ya que fue el rubro en el que tuvo peor resultado, al igual que Villavicencio. 
 
Se deben potenciar y facilitar los incentivos y condiciones para la creación de nuevas empresas y generación de empleo.
 
Bogotá
En el caso de Bogotá, la capital de la república tiene la menor libertad económica y es la única ciudad clasificada como deficiente, con apenas 34,44 puntos. 
 
El estudio señala que el panorama es desolador. Es urgente mejorar en materia fiscal y brindar mayores facilidades a la población civil. 
 
Lo único positivo es su alto número de empresas privadas y su baja morosidad reportada. 
 
Bogotá debe revisar todas las áreas, porque en todas obtuvo los peores resultados. La cantidad de trabajadores del sector público es exagerada y desproporcionada, comparada con las demás ciudades. 
 
Es también exagerado y desproporcionado el número de empresas públicas encargadas de abastecer los servicios del ciudadano. 
 
Además, la presión fiscal por el ICA, es 6 veces superior al compararlo con Medellín; teniendo esta última cerca de 3 veces menos población que Bogotá, por lo que resulta imperativo que la capital reduzca su presión tributaria para mejorar en esta área del ILECC. 
 
El panorama de Bogotá no es amigable ni atractivo para la iniciativa privada, lo que dificulta la formación de empresas, la atracción de nueva inversión y la generación de empleo.