Alcaldia
  |   29.Junio.2022   |   Por:  
Ecos del Combeima

"Al niño me le hicieron tantas cosas, que me lo entregaron irreconocible": madre del menor muerto por desplome de gradería en El Espinal

Crédito: 
Ecos del Combeima
Aranzalez
Este es el relato desgarrador de la madre que perdió a su hijo de 14 meses en las corralejas del Espinal.
Velotax

Este miércoles 29 de junio, periodistas de Econoticias llegaron al municipio del Espinal, segunda ciudad más grande del departamento del Tolima, quienes tuvieron la oportunidad de hablar con la mujer que perdió a su bebé en la tragedia por el desplome de la gradería de la Plaza de Toros, Gilberto Charry.

Cabe recordar que, los hechos ocurrieron el pasado domingo 26 del presente mes, donde Carolina perdió a su hijo de tan solo 14 meses y quien se ha visto afectada al igual que muchas familias espinalunas, por la pérdida de sus seres queridos.

Aunque las corralejas en muchos lugares del territorio ha sido polémica por los animalistas y personas que no están a favor de estos eventos taurinos, ha llevado un gran mensaje a las autoridades no solo del Tolima, sino del país con el fin de prohibir este tipo de actividades.

Carolina le comentó en exclusiva a Econoticias que era una situación que nadie esperaba, sin embargo su hijo de 14 meses no falleció en el instante, sino aproximadamente una hora despúes de lo sucedido, luego de ser trasladados a un centro asistencias de la municipalidad. "Me salí como puedo y fui a ayudar a salvar, pero eran tan pesadas las guaduas, las tablas que con la misma presión de las personas que estaban una encima de otra, no pude, pero en ese momento mi niño estaba con vida", manifestó la mujer.

Posteriormente del desplome de una parte de la gradería, una persona ayudó a Carolina, donde el menor de 14 meses fue montada a una ambulancia con el fin de recibir los primeros auxilios por parte de los profesionales de la salud que se encontraban cerca a la Plaza de Toros. De acuerdo con la femenina, el médico que se hizo cargo del bebé, minutos después le dijo a la madre que su hijo había fallecido, luego de haber llegado con vida a dicho lugar.

Este fue el relato de Carolina. "Se acercó a mi hijo, lo miró, lo tocó tantico y salió a decirme, su hijo falleció. Yo lo que hice fue lanzármele, me boté al piso y no sé de dónde saqué fuerza y me levanté, y me fui para donde mi hijo a seguirle haciendo reanimación. Le pedí el favor a dos médicos más, no me prestaron atención, hicieron caso omiso, me sacaron al niño para el pasillo porque estaba muerto, cosa que fue falsa.

De esta manera, Carolina tenía la esperanza de ver a su hijo con vida, sin embargo, siguió insistiendo, cuando un enfermero observó al bebé e indicó que el menor de 14 meses todavía tenía pulso y signos vitales, siendo ingresado a la sala de reanimación. Minutos después, la víctima agregó que el enfermero fue enviado por un médico a atender a otras personas que resultaron heridas por el fuerte golpe de la gradería que fue construida con guadua y tabla, donde su hijo fue entregado nuevamente a la madre.

Por otra parte, Carolina relata que el pediatra del Hospital - doctor Reyes- se personalizó del caso y atendió al bebé de 14 meses, debido a que tenía signos vitales, pero teniendo en cuenta la demora de los demás profesionales de la salud, el menor no resistió el fuerte impacto de estos objetos. La víctima agrega que los profesionales tuvieron que esperar entre 30 y 40 minutos para realizarle el respectivo procedimiento a su hijo.