Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 05.Diciembre.2021
Velotax
  |   20.Octubre.2021   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

'Operación garaje', el peligro de las cirugías estéticas cuando no son realizadas por profesionales

Crédito: 
Suministrada
A través de Ecos del Combeima decidimos alertar a la ciudadanía sobre los riesgos que existen al ser intervenidos quirúrgicamente por falsos especialistas.

Una serie de denuncias por casos de lesiones personales dolosas, lesiones agravadas y ejercicio ilegal de la profesión, reposan en la Fiscalía General de la Nación y para este caso puntual en la seccional Tolima; luego que mujeres y hombres de todas las edades decidieran poner en conocimiento los perjuicios que les causaron al someterse a intervenciones quirúrgicas con falsos médicos en la ciudad de Ibagué.

De este modo, al conocer varias de las denuncias que vinculan a un hombre que está realizando estos procedimientos estéticos sin ningún tipo de preparación profesional especializada, desde Ecos del Combeima decidimos realizar una investigación periodística con el objetivo de ilustrar a la ciudadanía lo que puede ocurrir cuando no acuden a verdaderos profesionales en la materia.

Por lo anterior se abordó el tema desde varias aristas con el objetivo de poner en contexto a la ciudadanía generando un espacio informativo basado en algunos ejemplos de vida de personas radicados en la ciudad de ibagué 

Es así que hablamos con Andrea, una joven que por salud y estética decidió hacerse dos intervenciones quirúrgicas, una a nivel de la nariz y otra de implantes mamarios. Gracias a que esta joven consultó y se asesoró de la forma correcta, su proceso fue absolutamente exitoso y ha disfrutado plenamente de los cambios en su cuerpo.

Situación diferente le ocurrió a Mariana, una joven de 27 años a quien por ingenuidad, inexperiencia y falta de conocimiento en el tema, cayó en las manos de un falso médico que le realizó un procedimiento de liposucción sin los más mínimos estándares de calidad.

En este caso el supuesto médico que la atendió, hizo las veces de enfermero, instrumentador, anestesiólogo y especialista en cirugía plástica, poniendo en riesgo su integridad física y jugando de forma irresponsable con la vida de esta mujer.

Fue tan nefasta su experiencia, que además del trauma pos-operatorio, Mariana tuvo que acudir a donde un verdadero profesional de la salud para que le corrigiera en su cuerpo los errores de aquel irresponsable. Milagrosamente esta mujer aún vive para contar el drama que vivió en carne propia.

Un tercer caso es el de un empresario tolimense al que decidimos llamar Luis Alfredo, a quien lamentablemente le tocó vivir un drama mucho más fuerte tras el fallecimiento de su esposa por pura y física vanidad. Aunque a Lucía de 35 años algunos profesionales de la salud le recomendaron no practicarse ese procedimiento estético, la mujer insistió y derivado de esto le quedaron graves complicaciones en su cuerpo que finalmente terminaron por causarle la muerte.

Así las cosas, también abordamos médicos especialistas de la ciudad de Ibagué, Cali y Bogotá, quienes a través de este trabajo periodístico elevaron múltiple recomendaciones a la ciudadanía para evitar que caigan ingenuamente en las manos de algún irresponsable, que se haga llamar cirujano plástico.

No obstante, se pudo evidenciar que en la ciudad de Ibagué sí existen centros de estética que ofrecen servicios para los cuales no están autorizados, pero también existen las denominadas clínicas de garaje, que desarrollan una actividad clandestina ante la ausencia de la justicia.

Y es que si las autoridades de salud en el Tolima no ejercen un verdadero control con las clínicas que supuestamente están autorizadas, mucho menos va a ocurrir con aquellas clínicas de garaje de las cuales poco o nada se conoce en muchas ocasiones.

Para no ir tan lejos, hace poco tiempo en la ciudad de Ibagué falleció una ciudadana en las instalaciones de la clínica Sharon en medio de una cirugía plástica y a pesar de ser un tema mediático, la Secretaría de Salud departamental en cabeza de Jorge Bolívar y la Secretaría de Salud municipal en cabeza de Johana Aranda, nunca más volvieron a tocar el tema sobre la responsabilidad de los profesionales de la salud que intervinieron y por supuesto del centro asistencial.

Finalmente el llamado es para que las mujeres y hombres que desean realizarse un procedimiento estético tomen conciencia sobre la importancia que requiere asesorarse de forma oportuna, para evitar situaciones complicadas y en el peor de los casos encontrar la muerte.

Es importante señalar que una vez salió al aire este producto periodístico de Ecos del Combeima, desde la Secretaría de Salud municipal se emitió el siguiente comunicado:

Clínicas de garaje en la lupa de la Administración Municipal 

Todos los procedimientos invasivos deben ser ejecutados por médicos profesionales, de lo contrario, los establecimientos serán cerrados

La Alcaldía de Ibagué, en materia de salud pública, viene desarrollando periódicamente visitas de inspección y vigilancia a establecimientos que prestan servicios de estética y similares en el Municipio, con el fin de verificar la documentación e implementación de las condiciones higiénico-sanitarias y de bioseguridad. También, se confirma su proceso de registro, inscripción y habilitación en el Registro Especial de Prestadores - REPS del Ministerio de Salud y Protección Social, previo concepto sanitario.

Así mismo, se realiza revisión de la aparatología con sus respectivos mantenimientos, la gestión integral de residuos hospitalarios, control integral de plagas, extintores debidamente recargados y botiquín de primeros auxilios, entre otros.

_Queremos que los ibaguereños sepan que desde la Administración Municipal, hacemos inspecciones a todos los centros estéticos, validando los servicios y procedimientos ofrecidos, así como los certificados de estudio del personal que allí labora, por lo que se recomienda a la ciudadanía acudir a lugares que cuenten con todos los permisos necesarios_

De acuerdo a lo establecido en la Ley 711 de 2001 y la Resolución 2263 de 2004, si en los establecimientos se realizan procedimientos invasivos, deben ser ejecutados por profesionales en medicina especializados, de lo contrario se toma medida sanitaria según la Ley 9 de 1979 y se procederá a su cierre.