Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 20.Octubre.2021
Constructora Bolivar
Velotax
  |   20.Septiembre.2021   |   Por:  
Andrés Currea

¿Justicia selectiva?

Andrés Currea
Crédito: 
Ecos del Combeima
El hurto se debe castigar, por mínimo que sea el monto, pero en un país donde por la corrupción se embolsilla billones de pesos al año y no hay condenados, ratifica que la justicia es selectiva.

El triste y reciente caso de la muerte de 6 jóvenes en Gaira, Magdalena, que fueron embestidos por un vehículo conducido por Enrique Vives Caballero, reconocido empresario que al parecer estaría bajo los efectos del alcohol, pone en evidencia que por la importancia del infractor algunos administradores de justicia son extrañamente benévolos y favorecen al victimario. 

La Procuraduría General de la Nación, ha iniciado de manera formal investigaciones a varios de los miembros de la Policía Nacional y de Medicina Legal, que atendieron de primera mano el caso, debido a gruesas inconsistencias en el levantamiento de los croquis del accidente, que vale la pena indicar, aparecieron tres diferentes y en los cuales habría un posible favorecimiento al empresario. También se reveló que hubo inconsistencias en la prueba de alcoholemia, que luego por presión de los familiares de las víctimas y los medios de comunicación fueron corregidos.

La fotografía que circuló a través de redes sociales y que indignó a todo el país, donde se ve a Vives Caballero, conectado a una infinidad de cables y con la biblia en su cabecera, hacen pensar que en todo nivel se realizan maniobras para atenuar la responsabilidad y evitar que responda ante la justicia. La dilación injustificada por parte de la defensa del empresario samario y las abruptas interrupciones en el desarrollo de la audiencia, que de paso vale decir que son virtuales, cuando por la magnitud del caso (6 muertos) debería ser de manera presencial, ponen en tela de juicio la credibilidad del sistema de justica en el país. 

No es posible que aún después de más de 8 días el empresario no este detenido en centro carcelario como lo ha pedido la defensa de las victimas mortales y que a pesar del esfuerzo de la juez que lleva el caso no haya sido posible su traslado, poniendo en riesgo el caso y abriendo una posibilidad de escape. 

Es evidente en esta historia que hay favorecimiento, y así son cientos de miles de casos donde personas con alto poder adquisitivo esquivan sus responsabilidades penales a través de sobornos y demás maniobras que en muchos casos han valido para que brille la impunidad y las víctimas sean nuevamente maltratadas esta vez por la corrupción en la aplicación de la justicia. 

¿Y qué tal si el atropellado hubiera sido Vives Caballero y un grupo de personas, por un humilde conductor? 

La justicia es para los de ruana, es algo inevitable. O recuerdan al hombre que fue condenado a casi cinco años de cárcel por robar un cubo de caldo de gallina, el hurto se debe castigar, por mínimo que sea el monto, pero en un país donde por la corrupción se embolsilla billones de pesos al año y no hay condenados, ratifica que la justicia es selectiva y que es permeada por la corrupción.