Alexa
Gana Gana
Terpel

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 09.Mayo.2021
  |   14.Diciembre.2010   |   Por:  
Fernando González

Una familia compuesta por 8 hermanos fue disuelta por cuestiones de la Guerra

<p>Dos de ellos llegaron a la guerrilla, otros dos formaron en la filas del Ej&eacute;rcito y la Armada Nacional, mientras los otros cuatro se criaron al lado de su progenitora.</p> <p>&nbsp;</p>
Velotax

Dos hermanos mellizos se reencontraron luego de 8 años de estar separados.

Uno de los insurgentes presunto guerrillero de la columna Jacobo Prías Alape se entregó a tropas de la Sexta Brigada.

Su hermano mellizo, paradójicamente integrante del Ejército Nacional y fue quien lo convenció para que se desmovilizara.

Otro de sus hermanos pertenece también a la guerrilla se desconoce su paradero.

Esta historia que parece sacada del mejor  libro de Charles Dickens, se desarrollo en nuestro departamento en la vereda La Herrera, corregimiento de Rio blanco, cuando José Galiber González Dagua, un joven de escasos 12 años partió de su casa deslumbrado por las promesas que le hicieron en ese entonces los reclutadores de las FARC.

El incauto joven salió con rumbo desconocido y luego de ocho años de no ver a su madre y a sus hermanos decidió reintegrarse a la vida civil.

Sus dos amores lo llevaron a tomar esta decisión su novia militante del grupo insurgente y el recuerdo de su familia.

Su progenitora Rosalbira Rivera, nunca perdió la fe de encontrar a sus dos hijos militantes de las FARC, hoy agradece a Dios, al Ejercito Nacional y a la sexta Brigada por este regalo de navidad tener a  uno de ellos en el seno de su hogar.

Un  hombre que fue pieza clave en la desmovilización de alias ‘El monito’, fue su hermano Luis Fernando Dagua, un soldado profesional adscrito a un batallón en los llanos orientales, la ignorancia los separó, pero la tecnología los unió, mediante varias llamadas  alias ‘El monito’ fue convencido para que se entregara ante las tropas del Ejército Nacional y accediera al programa de atención para desmovilizados.
 
El coronel, Julio Cesar Prieto, entrega el balance  de esta historia de dolor y de familia.

El alto oficial reiteró que la guerrilla en el Norte Tolimense se ha terminado.