Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 27.Noviembre.2021
Velotax
  |   25.Octubre.2021   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Millonario caso de hurto informático tiene en medio de una crisis a un ibaguereño

Crédito: 
Suministrada
Desconocidos sacaron dos tarjetas de crédito a su nombre en una prestigiosa entidad bancaria, logrando hacer retiros por 58 millones de pesos. Ahora desde el banco lo llaman todos los días a cobrarle.

El caso le ocurrió a Mauricio Bastilla, un ibaguereño que fue víctima de una grave situación de fraude o hurto a través de medios informáticos, luego que desde una entidad bancaria entregaran dos tarjetas de crédito a su nombre, de tal forma que hoy tiene una deuda a su nombre de 58 millones, pero que con los intereses podría llegar fácilmente a los 70 millones de pesos.

Según la información relatada por este ciudadano, la situación le está ocurriendo con el banco Colpatria, entidad con la que había tramitado dos tarjetas de crédito (Visa y MasterCard) para el normal uso y movimientos financieros.

Sin embargo, hace un par de meses cuando dejaron de llegarle los extractos bancarios a su correo electrónico, decidió acercarse hasta la entidad y fue allí cuando le notificaron que había en una serie de movimientos a través de dos cuentas nuevas que aparecían registradas a su nombre.

Al denunciar que él no había solicitado más tarjetas a su nombre, se inició una investigación en la que se pudo establecer que delincuentes 'gemeliaron' la tarjeta SIM Card de su teléfono con la empresa de telefonía celular Tigo, de tal forma que pudieron clonar todos sus contactos y cuentas de correo electrónico, de tal forma que a través de este mecanismo lograron manipular su información bancaria para poder sacar las nuevas tarjetas de crédito

Así las cosas se logró establecer que las tarjetas fueron entregadas a un desconocido en la ciudad de Barranquilla y fue allá donde hicieron las millonarias transacciones a nombre de Mauricio.

Ahora desde el banco lo llaman mañana, tarde y noche a cobrarle las cuotas que quedaron a su nombre. Como si fuera poco, desde la entidad bancaria lo reportaron a Datacrédito, por lo que ahora su reporte es absolutamente negativo.

Por todo lo anterior, a Mauricio le tocó poner abogado toda vez que ni el banco, ni Tigo, ni mucho menos la Fiscalía han avanzado en la investigación, para poder solucionarle el problema que además le está generando complicaciones en su estado de salud por el estrés que implica la cobradera de la entidad que entregó las tarjetas sin una exhaustiva corroboración de datos personales.