Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 23.Septiembre.2021
Velotax
  |   02.Marzo.2020   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Informe especial. Autoridades investigan el presunto homicidio con escopolamina en Ibagué

Crédito: 
Miguel Angel Figueroa y suministrada
La víctima del caso era el regente de farmacia de la clínica Calambeo e hijo de una querida profesora y un periodista de esta capital. Desde el hospital San Francisco se conocieron más detalles. Conozca la hora y el lugar de las exequias.

Se trata de un hombre identificado como José Alirio Ochoa Prieto, quien se desempeñaba como regente de Farmacia en las instalaciones de la Clínica Calambeo Avidanti en la ciudad de Ibagué y quien lamentablemente falleció tras ser aparentemente escopolaminado por delincuentes cuando se dirigía a su lugar de residencia.
 
Esta redacción pudo establecer que José Alirio era hijo de la conocida profesora, Isabel Cristina Prieto y el periodista, José Alirio Ochoa, quienes dialogaron con las autoridades para informar que la última vez que habían hablado con su hijo, fue el pasado viernes a altas horas de la noche, cuando él les manifestó que ya iba para la casa a descansar toda vez que tenía turno a las siete de la mañana del día sábado. 

Sin embargo, al día siguiente no llegó a su puesto de trabajo, de tal forma que sobre las siete de la noche llamaron a la casa para preguntar porqué no había asistido a cumplir con sus obligaciones laborales. Fue allí cuando se percataron de su desaparición. 

Desde ese momento sus familiares iniciaron las labores de búsqueda hasta que establecieron que había sido llevado en la madrugada hasta un centro asistencial donde finalmente murió. Una vez se produjo el deceso, las autoridades se encargaron de adelantar las diligencias técnicas de inspección y levantamiento del cadáver para trasladarlo hasta las instalaciones de Medicina Legal. 

Parte médico del hospital San Francisco 

Según el reporte conocido desde el centro asistencial, el paciente ingresó al servicio de urgencias con el acompañamiento de un integrante de la Policía Metropolitana de la ciudad de Ibagué, quien señaló que había encontrado al ciudadano tendido en el piso en una vía pública, mientras permanecía semi inconsciente, indocumentado, sin pertenencias y con aliento alcohólico.

Por lo anterior, fue atendido inmediatamente por el doctor Juan Pablo Díaz quien se desempeña como médico general y quien luego de valorarlo ordenó que debía  ser trasladado a la sala de reanimación por las malas condiciones en las que se encontraba. Según se conoció, José Alirio Ochoa presentaba dificultad respiratoria, estridor laringeo, sin respuesta neurológica y relajación de esfínteres.

Diogenes Salazar, gerente de la USI, Hospital San Francisco:

Ante el complicado cuadro de salud, se ordenó la monitorización de los signos vitales, acceso venoso para realizar toma de paraclínicos, exámenes de glucometría, soporte de oxígeno por cánula y toma de electrocardiograma. Todos estos procedimientos se realizaron desde las 4:45 de la mañana del día sábado cuando se registró su ingreso. 

Así las cosas, sobre las 6:00am se pudo establecer que el paciente José Alirio Ochoa continuaba en malas condiciones, de tal forma que al valorarlo una vez más se observó la ausencia de pulso central. De este modo se activó el protocolo de código azul, realizando la sedación del paciente para realizar la intubación. Así mismo se hizo hiperventilación con dispositivo de alto flujo y finalmente se inició el proceso de reanimación al presentar actividad eléctrica sin pulso. 

Pese a los esfuerzos de los profesionales de la salud, se declaró la muerte del paciente sobre las 6:35 de la mañana del día sábado

De este modo, se solicitó el acompañamiento de la Sijín de la Policía Metropolitana de Ibagué para adelantar las diligencias judiciales competentes. 

Finalmente, Ecos del Combeima dialogó vía telefónica con el periodista José Alirio Ochoa, padre de José Alirio Ochoa Prieto (Q.E.P.D), quien nos informó que la velación se adelantará a partir del día de hoy en las instalaciones de funerales Los Olivos, de tal manera que el cuerpo estará hasta mañana a las 11 de la mañana cuando lleven el cuerpo a las instalaciones de la Iglesia Nuestra Señora de Chiquinquirá del barrio Piedra Pintada. Por lo anterior se extendió la invitación para que los amigos, familiares y conocidos acompañen a la familia en este difícil momento. 

Por su parte, hemos conocido que las autoridades locales han desplegado un grupo de investigadores para establecer plenamente lo que ocurrió con la ste ciudadano y dar con el paradero de las personas que pudieron haberle suministrado una fuerte dosis de escopolamina para poder someterlo y hurtarle sus pertenencias. 

Desde Ecos del Combeima expresamos nuestro más sentido pésame y sentimiento de solidaridad a los miembros de la familia Ochoa Prieto.