|   08.Febrero.2024   |   Por:  
Ecos del Combeima

Ocupación hotelera disminuyó 2,48 puntos porcentuales en el país en 2023, según Cotelco

Crédito: 
Suministrada
Velotax
Las cifras de 2023, a comparación de 2022, evidencian una caída entre 5,0 y 6,3% en ventas en establecimientos de alojamiento y hospedaje. Cotelco insiste en abordar desafíos claves para el sector turismo en el 2024.

De acuerdo con el Sistema de Información Hotelero (SIH) de Cotelco, el porcentaje de ocupación de establecimientos de alojamiento y hospedaje para 2023 fue de 58,90%, mientras que para 2022 fue de 61,38%, lo que refleja una disminución de 2,48 puntos porcentuales, es decir, que es como haber perdido lo logrado entre el año 2012 y 2019 cuando se logró un aumento de 2,8 puntos porcentuales. Se observan comportamientos negativos en la tasa de ocupación en 13 de 19 regiones del país, y los departamentos que evidencian una mayor afectación, con respecto a 2022, son San Andrés y Providencia, Cesar, Norte de Santander, Santander, Huila y Meta.

Gráfica 1: Porcentaje de Ocupación 2023 vs. 2022

 

Con respecto a la ocupación de diciembre, se evidenció una disminución significativa en la ocupación hotelera durante el mes de diciembre, alcanzando un 55,67%, a comparación del 59,58% registrado en el mismo período del año anterior. Esta caída de 3,92 p.p. afectó, principalmente, a 16 regiones del país. Los departamentos más impactados son Cesar, Huila, Casanare, Norte de Santander, Atlántico, Boyacá, y San Andrés y Providencia.

La comparación 2022 vs 2023 de ocupación hotelera evidencia algunos efectos económicos como:

-Promedio de habitaciones que se dejaron de ocupar por establecimiento: 2,6 por día

-Porcentaje de caída en ventas en establecimientos de alojamiento y hospedaje: 5,0%-6,3%

-Pérdidas de ventas en establecimientos de alojamiento y hospedaje: entre 3,5 billones y 4,1 billones de pesos.  

Según el tamaño del establecimiento se observa que los alojamientos con mayores descensos en el 2023 respecto al 2022 fueron aquellos entre 1 y 50 habitaciones con -3,13 p.p., seguido de los establecimientos entre 101 y 150 habitaciones con -2,58 p.p.  mostrando que el impacto más fuerte del descenso nacional lo tuvieron los establecimientos pequeños y una parte de los grandes alojamientos.

 

Tabla 1: Porcentaje de ocupación según tamaño Establecimiento

Tamaño Hab.

2022

2023

Variación Puntos Porcentuales

1 a 50 hab.

52,04%

48,91%

-3,13

51 a 100 hab.

63,38%

60,85%

-2,53

101 a 150 hab.

67,49%

64,91%

-2,58

151 a 200 hab.

57,47%

58,94%

1,47

Más de 201 hab.

62,50%

60,04%

-2,46

Total Nacional

61,38%

58,90%

-2,48

Fuente: Cotelco, Enero 2024

 

En cuanto a la ocupación según segmento del establecimiento se observa que todos tuvieron variación negativa en 2023 comparada con 2022, con una mayor disminución en los establecimientos con vocación de Ocio, Recreación y Turismo.

 

Tabla 2: Porcentaje de ocupación según Segmento

Segmento

2022

2023

Variación Puntos Porcentuales

Negocios /Corporativo

62,97%

61,20%

-1,77

Ocio/ Turismo/ Recreación

58,96%

55,41%

-3,55

Grupos (Convenciones)

61,67%

59,83%

-1,84

Otros (rural, salud, etc.)

62,65%

60,69%

-1,96

Total Nacional

61,38%

58,90%

-2,48

Fuente: Cotelco, Enero 2024

 

Por ubicación se encontró que los alojamientos ubicados en playa con una caída de -3,33 p.p. y Urbano con una disminución de -1,88 p.p.

 

Porcentaje de ocupación según Ubicación

Ubicación

2022

2023

Variación Puntos Porcentuales

Urbano

61,98%

60,10%

-1,88

Campestre /Rural

48,49%

47,78%

-0,71

Playa

52,30%

48,97%

-3,33

Total Nacional

61,38%

58,90%

-2,48

Fuente: Cotelco, Enero 2024


Por otro lado, la tarifa real muestra una tendencia a la baja en respuesta a la disminución en la ocupación; entre octubre y diciembre se observa un 1,06% de caída en la tarifa real respecto al mismo periodo de 2022, siendo diciembre el mes con más bajas respecto al mismo mes de 2022 al caer 3,40%. Esto muestra que posiblemente la tendencia permanezca durante los primeros meses del año, ofreciendo precios más bajos que no son necesariamente sostenibles, ni ideales para un producto turístico que hoy es ya bajo comparativamente con países de la región y donde ha habido niveles de endeudamiento para resistir la pandemia, para realizar remodelaciones y actualizaciones de servicios propios de este sector de la hospitalidad generando mayor calidad y competitividad en el sector, especialmente para el turismo domestico que ha sido tan impactado por la inflación general.

 

Gráfica 2: Variación Tarifa Real 2023 vs. 2022

Fuente: Cotelco, Enero 2024

 


En el cierre del 2023 el IPC de Alojamiento aumentó un 12,11%, siendo menor al generado en el año 2022 cuando se cerró el año con 12,97%; esto implicaría que los alojamientos están absorbiendo el IVA del 19% que se implementó desde enero de 2023, generando aumentos inferiores incluso a cuando no estaba presente el impuesto, pero también indica que en lugar de trasladar el sobrecosto a los turistas se buscó con sacrificio bajar el valor de las ventas para mantenerse en el mercado, incluso cuando otros productos y servicios decisivos para la generación misma de los alojamientos y hospedajes como la electricidad crecieron 20,74% y los costos de ingredientes claves para el servicios de comidas (Alimentos precocidos: 24,94%, mantequilla: 23,6%, carnes: 23,17%, y salsas y pastas: 22,31%).

José Andrés Duarte, presidente ejecutivo de COTELCO, indica que esto muestra que posiblemente la tendencia permanezca durante los primeros meses del año para generar mayor accesibilidad vía menores precios en el sector, especialmente para el turismo domestico, el cual ha sido impactado por la inflación en general y los impuestos, pero siendo ello una medida contraproducente para la generación de ingresos que permita cubrir obligaciones financieras, cargas tributarias y asumir el reto de mantenerse actualizado con un producto y servicio de calidad que cada vez más buscan los viajeros.

 

A pesar de los aspectos positivos que ha traído el comportamiento del turismo internacional en el país, la contracción en el consumo de los hogares colombianos sigue siendo una preocupación. El aumento del IVA en hotelería y tiquetes aéreos, la disminución de 9,5% de pasajeros nacionales que se traduce en 3 millones de pasajeros menos que en 2022, así como problemas de conectividad terrestre y seguridad, están ejerciendo presión sobre la capacidad de consumo y la movilidad de los colombianos. Además, la persistencia de altos niveles de informalidad en diversas opciones de alojamiento, con limitada contribución tributaria y generación de empleo, demanda una intervención urgente tanto a nivel local como nacional por parte del Gobierno.

“Se requiere compromisos mayores para revitalizar el sector turístico interno y llevarlo a indicadores superiores a los registrados en el 2022. En el Congreso hay proyectos que, con el respaldo del Gobierno, podrían avanzar dando un tratamiento diferencial al sector para atraer a su vez más recaudación tributaria al estimular el consumo formal y generar empleo. El objetivo no es solamente aumentar el turismo internacional sino el turismo interno, y asegurar que sea de calidad, sostenible y tenga un impacto positivo en las comunidades, para ayudar a construir la paz y traer desarrollo”, finaliza Duarte.