|   27.Noviembre.2023   |   Por:  
Columnista Alejandro Rozo

Gabinetología y empalmes

Crédito: 
Ecos del Combeima
Velotax
Por estos días los temas centrales y de moda en los círculos político administrativos de gobernación y alcaldías, son sin lugar a duda, los anuncios sobre la designación de los próximos colaboradores que ocuparán los diferentes cargos de libre nombramiento y remoción así como la conformación de los equipos de empalme.

El arte de la gabinetología se compone de varios elementos fundamentales con los que se busca: 1. Asegurar el manejo y control de la administración, recursos públicos y procesos de contratación; 2. El cumplimiento de los compromisos políticos y 3. El cumplimiento y reconocimiento a los fieles amigos o escuderos que participaron en la batalla política.

Los procesos de empalme, aunque se establecen en un marco normativo, se convierten más en un espacio de participación útil para que los entrantes y salientes funcionarios, establezcan líneas de diálogo respecto del cumplimiento de metas, de la continuidad de programas y proyectos, estado y seguimiento de los procesos contractuales vigentes, entre otros. Este espacio también sirve como instrumento de entretención para aquellos que no podrán ser designados o nombrados por ahora.

Una de las tareas más complejas en este proceso es indudablemente la designación de los secretarios de despacho, gerentes de órganos descentralizados y directores.  En este conjunto habrá de todo un poco: los tecnócratas que realmente conocen la administración pública quienes asumen la operación del aparato jurídico administrativo; los que son políticos que, aunque no son los más hábiles en el arte de la administración pública, sí ponen votos o gozan de representación política y por último, los fieles y confiables amigos del mandatario o del equipo político, es decir, los de la primera línea de mando.

Adentrándonos ya en el entorno del empalme en pleno, vemos fotos, publicaciones y posts de los participantes de este importante proceso: ¿Y si saben y conocen a lo que van?, ¿Qué van a hacer?, porque como en lo público, mucho se habla de las ejecutorias, pero en ocasiones poco se hace. Este es el escenario perfecto para leer y entender la fotografía de cómo se entregan la gobernación y las alcaldías municipales. Así mismo se van planeando la construcción del plan de desarrollo y las ejecuciones para los próximos 4 años.

La invitación a estos selectos grupos de empalme y nuevos servidores públicos es a analizar con claridad cada departamento, ciudad capital y municipios, cuál es la realidad administrativa, económica y fiscal de cada entidad territorial. No es una tarea fácil, pero con convicción y conocimiento adecuado de cada sector se puede dar un giro para llevar a departamento y municipios a un escenario ideal.  Como se ha escrito en este espacio: “antes de la teoría a los hechos”, serán 4 años de grandes retos para mejorar lo que no se ha realizado bien y fortalecer lo que se viene haciendo bien, porque no todo es malo, no caigamos en los errores que visualizamos en el gobierno central de destruir lo trabajado y desde cero porque esto nos costaría un atraso aun mayor en temas como productividad, salud, educación, infraestructura, deporte, desarrollo económico entre otros tantos. Buen viento y mar a los nuevos gabinetes departamental y municipales.