Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 17.Noviembre.2019
Belvedere
  |   07.Mayo.2019   |   Por:  
Laura Castro

Certificaciones de las normas ISO en la Alcaldía, son un canto a la bandera: Laura Castro

Guillermo Alfonso Jaramillo
Crédito: 
Alcaldía de Ibagué
Ojalá esta certificación sirva, para que de verdad el talento humano de toda la administración municipal, entienda la importancia de ser cercanos a la comunidad y mostrar mayor disposición de servicio. Falta mucho aún, afirma la columnista.

El domingo anterior la alcaldía de Ibagué hizo un millonario gasto de publicidad en las páginas de un diario de circulación nacional, en el que a través de un publirreportaje, alardea de ser la primera alcaldía en el país en  obtener las certificaciones ISO 9001- Gestión de la Calidad,  14001- Gestión Ambiental  y 18001-Gestión de la Seguridad y la Salud en el Trabajo,  que le entregó el Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación ICONTEC, como el resultado de tres años de trabajo administrativo al interior de todas sus dependencias.

La primera certificación hace mención al estándar de gestión dirigido hacia la evaluación del desempeño de las instituciones en términos de calidad y satisfacción social. Es decir tiene un enfoque especial de servicio al cliente. A lo mejor los funcionarios involucrados y comprometidos con el proceso lo aplicarán, porque la verdad sea dicha, al alcalde en su gestión, no conoció la filosofía del servicio al cliente. Todo lo contrario, su carácter fuerte, grosero y arrogante, no ha permitido generar clima de satisfacción social y de acercamiento con los sectores vitales de la ciudad.

Su especial estilo de improvisar, van en contravía a todos los preceptos que rezan las normas de gestión de la calidad. El último ejemplo se tiene con el contrato para la presentación de Carlos Vives en las festividades del folclor. La empresaria contratista es un cliente externo de la administración, hoy afectada patrimonial y económicamente. Todo porque ese contrato no debió concebirse ni entregarse de la manera que lo hizo la administración.

No puede creer la gente que al interior de la administración se llevan los mejores y más idóneos procesos de servicio al cliente, cuando queda en duda la selección de los contratistas que terminarían los escenarios deportivos,  trayendo como resultado la triste noticia de que en la gestión de Guillermo Alfonso Jaramillo, tampoco se terminarán los escenarios deportivos.

En la Junta de Acción Comunal de mi sector, se vivió una especial situación con un tema de alarmas para el barrio, en el que se  evidenció  sobre costo en la adquisición de las mismas, en una maniobra extraña de un funcionario, lo que llevó al fracaso de la compra de dichos elementos, dejando a los líderes comunales  con la  ilusión de las cámaras  de seguridad para sus barrios. Con procesos internos de gestión de calidad genuinos, esto no hubiera pasado, cuando se dice que los mismos están creados para cimentar la transparencia y combatir la corrupción.

Ojalá esta certificación sirva, para que de verdad el talento humano de toda la administración municipal, entienda la importancia de ser cercanos a la comunidad y mostrar mayor disposición de servicio. Falta mucho aún.

En cuanto a las otras dos certificaciones, esperar si pasados tres años de vigencia de las mismas, los procesos se están cumpliendo a cabalidad. De lo contrario serán tan solo un canto a la bandera.

Es de resaltar, que esta clase de publicaciones de carácter comercial, son aprovechadas por gobernadores y alcaldes de todo el país, para informar  a los colombianos de sus megaproyectos, grandes obras de infraestructura y obras en general, como resultado de la ejecución de sus planes de desarrollo, que impactan positivamente la calidad de vida en sus regiones. Es decir, que el acontecimiento lo amerite.

Al parecer esta publicación, no será la única, porque vienen más,  en una negociación de paquete, que incluye fiestas, de manera que el folclor en su versión 2019,  posiblemente  la pauta publicitaria estará concentrada en medios nacionales. Entonces los medios locales  a socializar y entregar información de las fiestas, en formato de noticia, como lo han venido haciendo  en el transcurso de esta administración.