Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 16.Diciembre.2019
Belvedere
Salud
  |   17.Noviembre.2019   |   Por:  
Camilo Patiño

"Le tengo miedo a los políticos": Guillermo Alfonso Jaramillo

Guillermo Alfonso Jaramillo
Crédito: 
Ecos del Combeima
En un discurso con más demagogia que objetividad, el alcalde de Ibagué agregó que su hermano le pidió no invertir en la vía al aeropuerto. Además, cuestionó los nombramientos de la administración entrante y le lanzó pullas al Gobierno Nacional.

En el marco del lanzamiento del proyecto urbanístico Hacienda Santa Cruz, el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo protagonizó un polémico discurso en el que intentó desvirtuar los señalamientos que dan cuenta de presuntos intereses de favorecer a su hermano, uno de los grandes terratenientes del sector del aeropuerto Perales.

El pronunciamiento -que al parecer estuvo plagado de demagogia y carente de objetividad- contó con el respaldo de inversionistas y propietarios en la zona, quienes habrían gozado de beneficios tributarios por disposición del mandatario de los ibaguereños.

¿Favorecimientos?

Jaramillo reconoció que fue objeto de críticas por las reuniones periódicas que sostuvo con Julia Aurora Ramírez y Javier Humberto Arbeláez. Sin embargo, aclaró que dichos encuentros hoy supuestamente se ven reflejados en la construcción de la vía al aeropuerto, que curiosamente no generó cobro por valorización para quienes ostentan las tierras que de manera directa resultaron beneficiadas.

Del mismo modo, en el afán de despejar las dudas generadas por la aparente intención de favorecer a su hermano, el alcalde de Ibagué aseguró que fue el mismo Mauricio Jaramillo quien le pidió no invertir en la ejecución de esa obra para evitar los escándalos que para la época ya eran absolutamente dicientes.

El 27 de diciembre del 2017, Jaime Fajardo, conocido arquitecto urbanista, le salió el paso a la polémica a través de Econoticias y manifestó que para los planes parciales existen principios de equidad bajo la relación beneficios - cargas, y aclaró que más allá de la cesión de terrenos, a los propietarios no se les puede entregar un beneficio completo.

Es de recordar que inicialmente el proyecto estaba planificado en términos financieros de la siguiente manera: $21 mil millones Gobierno Nacional, $3 mil millones Alcaldía, $3 mil millones Gobiernación y$15 mil millones en terrenos por parte de los propietarios.

No obstante, se necesitaron $10 mil millones adicionales que, los terratenientes en calidad de directos beneficiados con la construcción de la vía podrían haber aportado bajo la figura de valorización, máxime cuando la cesión habría tenido más tinte de obligatoriedad por términos de ley, que real vocación de aporte, pero finalmente el municipio optó por endeudarse.

¿Demagogia?

El alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo agregó en su discurso que independiente del "pedazo de tierra" que tiene su hermano, el profundo interés de llevar a buen término esa obra estuvo sustentado únicamente en la necesidad de garantizar el acceso al aeropuerto Perales como parte del proyecto de soluciones ante los problemas dejados por el gobierno anterior.

De igual manera, en medio de lo que algunos consideran una jugada para hacerle el quite a la esencia de la discusión, Jaramillo dijo que tuvo llegar a la Alcaldía a terminar una clicorruta que había dejado proyectada cuando ofició como gobernador debido a que su sucesor "cogió la plata y la volvió yo no sé qué".

Las designaciones de Hurtado

Con respecto a los nombramientos que hasta el momento ha hecho Andrés Fabián Hurtado, Jaramillo dijo que "no han nombrado sino políticos", y agregó: "yo que he estado en la actividad política le tengo miedo a los políticos. El mandatario de los ibaguereños indicó que "necesitan técnicos que entiendan hacia dónde hay que seguir orientando el proceso".

Por último, Guillermo Alfonso Jaramillo le lanzó pullas al Gobierno Nacional por el aparente incumplimiento en la designación de recursos para el Acueducto Complementario, que junton con la terminación total de los escenarios deportivos, se convirtió en una de las grandes promesas de campaña inconclusas.